Suscríbete a nuestro blog

Leo Lionni: Iba a hacer cosas

 

Holandés, judío, familia lapidaria, emigrante, nómada, imaginador, memorioso, políglota, desertor, fotógrafo, escultor, pintor, diseñador, cosmopolita, autodidacta, exitoso, exigente, vividor, escritor. Estas son algunas de las palabras claves que he ido apuntando mientras leía su autobiografía: "Entre mundos" publicada por la editorial Kalandraka. Leer su obra es fascinante, pero sus propias memorias son un recuento deslumbrante de una vida que comenzó en 1910 en un pueblecito a las afueras de Ámsterdam (en una cabaña). Un día que "recuerda" como "un buen día". Un día que resume en Dos cincos y un diez: una simetría entre la infinidad de los números. Dos cincos: mis manos. Un diez: mis dedos. Iba a hacer cosas.

A favor de los cuentos maravillosos

Il. Raquel Marín

Creemos que los cuentos maravillosos (los de hadas, los tradicionales) nos pertenecen: los modificamos, los adaptamos, nos reservamos el derecho de uso, los censuramos incluso. Vivimos envueltos en narraciones: las que nos contamos cada día, las que nos llegan de lejos, las inventadas, pero a las que vienen de la tradición les negamos la entrada bajo numerosas excusas. Que si reflejan otros valores, que si no son actuales, que si la representación de la mujer y un largo etcétera que condena a los niños y niñas de hoy en día a no recibir un legado que les pertenece culturalmente. En muchas ocasiones se prefieren versiones edulcoradas, trasquiladas y sin valor literario que no aportan absolutamente nada al imaginario de la infancia. Textos que serán olvidados.

Dibujando no se crean lectores (a propósito de Yo, mediador(a), de Felipe Munita)

 



 Lo hemos visto muchas veces: después de leer un libro se propone hacer una manualidad, algo para llevarnos a casa o colgar en la pared de la biblioteca o la escuela. Hay cosas peores: la temida ficha con preguntas para que alguien decida si nos hemos enterado bien de cómo se llaman los personajes secundarios o la cantidad de veces que aparece una palabra. En los años 80 y 90 del siglo pasado esto se llamaba “animar a la lectura” y varios libros incluían largos listados con actividades para hacer después de leer un libro y entretener a los niños. La lectura era una excusa.

Si hubiera sido cierto que todo eso “animaba”no estaríamos en el siglo XXI preguntándonos dónde están los lectores, y las editoriales no nos abrumarían con miles de títulos cada año para ver cuál vende mucho por motivos que siempre desconocemos. En las estadísticas se habla de “otros lugares de ocio” que desplazan la lectura, como las pantallas. Pero nadie de los que hacen las estadísticas ha mirado qué se estaba haciendo con los libros y los adultos. Hasta que ha llegado Felipe Munita con su libro Yo, mediador(a) (Octaedro, 2021).

Contar la guerra y literatura infantil (no es tan sencillo)

 

Rosa Blanca. Roberto Innocenti

Los días posteriores al inicio de la guerra rusa contra Ucrania, aparecieron de inmediato numerosas listas de libros infantiles "para" y "sobre". Me recordó a lo que ocurre en las tiendas de chinos cuando llueve y ponen los paraguas en el escaparate. Estas listas parecían ofrecer su mercancía a mediadores ansiosos por explicar lo inexplicable. En esas listas se mezclaba de todo: libros sobre la Segunda Guerra Mundial, libros más filosóficos en contra de la guerra en general, memorias y testimonios, y ficciones de todo tipo ambientadas en diferentes guerras del mundo. En la mayoría de los casos las listas se limitaban a libros álbum. ¿Hay alguien por aquí que recuerde haber leído Cuando Hitler robó el conejo rosa? Incluso en alguna de esas listas, informaban que "no existen aún los libros que aborden la invasión rusa de Ucrania". Libros que "aborden". Todo esto me recuerda a ese libro de Los hombres me cuentan cosas, deberíamos escribir uno que dijera "Los libros me cuentan cosas". Reducir la guerra, cualquier guerra, a un puñado de libros para dar la lección, o contar algún pedacito de lo que es una guerra me parece un contrasentido.  Es mucho más complicado.

Ylla, la fotógrafa contadora de historias

 


Cuando en el programa de la editorial Kalandraka apareció como novedad el libro de Ylla Dos ositos, mi corazón dio un vuelco. No porque no hayan publicado libros con fotografías (está ese impresionante de Joan Fontcuberta, Dactilografías ), sino más bien porque el libro de Ylla es un rescate maravilloso e inesperado.

¿Quién conoce a Ylla en nuestro país? Ni siquiera en la monumental obra de Martin Parr y Gerry Badger dedicada a los fotolibros aparece una vez. Y no por falta de méritos porque Dos ositos sí que es un fotolibro donde las imágenes se alían con los textos para crear una secuencia narrativa. 

Además, el libro rompió una tendencia que se daba desde los años treinta de libros infantiles de fotografía centrados únicamente en objetos cotidianos y dirigidos a pequeños urbanos como lo fueron los libros de Emmanuel Sougez (Regarde!, 1932), el precioso catálogo de Albert Renge-Patzsch (Die Welt is schön, 1928) o los conocidos primeros imaginarios de Edward Steichen en los años treinta. O ya, más cercano a la vida de Ylla, el de Paul Henning (Beautiful things around you, 1946). Ay, qué ganas me dan de pedir que se rescaten también algunos de estos fotolibros.

Listamanía: 5 libros para mediadores

 

En nuestro trabajo como mediadores o promotores, o simples intermediarios entre libros y destinatarios, leer a colegas es tanto o más importante como tener ideas propias. Las ideas de los demás, sus experiencias y reflexiones, alimentan las nuestras, las modifican, nos dan nuevas perspectivas, nos sitúan en un mundo común. Todos somos autodidactas. Y por eso me gusta leer y recomendar libros de teoría. Los cinco libros de los que hablo aquí están lleno de ideas, los he subrayado, en algún caso he disentido y la mayoría me han reafirmado en muchas cuestiones de las que se habla tanto hoy en día.



Listamanía: 18 libros informativos estupendos (con algún pero)

 


Ya no es ningún secreto que el new black, como se dice en la moda, es el libro informativo. Todas las editoriales están incorporando a sus catálogos libros para conocer el mundo. ¿Tal vez ha desfallecido un poco la ficción? Sin duda la gran profusión de libro álbum en los últimos años ha hecho descender un tanto la calidad. Tal vez ya está todo contado, tal vez resulta difícil encontrar para un público infantil nuevas maneras de contar. Sea como sea, el género de informativos se beneficia con aportaciones espectaculares, pero también con propuestas menos conseguidas.

He estado leyendo en las últimas semanas bastantes informativos publicados durante este año y me resulta difícil no hacer una selección y una pequeña nota de cada uno.

Voy con los títulos por editoriales.

Crónica de un viaje a Bolonia como jurado de los BOLOGNARAGAZZI AWARD

 El día 25 de mayo, después de dos meses de correos dubitativos sobre este viaje, varios formularios legales cumplimentados, después de hacer la prueba médica y de haber dicho que no podía vacunarme justo ese día, tomé un vuelo hacia Bolonia. El motivo: participar como jurado en los premios más importantes de la feria: Fiction, Non Fiction, Opera Prima y New Horizons

Al llegar al aeropuerto de Bolonia busqué mi taxi italiano o una combi o similar, pero solo había aparcado un cochazo en el vacío parking. Di una vuelta, volví a entrar y a salir y ahí vi mi nombre escrito en una tableta. Mi taxi era el Maserati aparcado. Yo no entiendo nada de coches pero alguien me contó después cosas sobre estos coches. Sandro, el chófer, me llevó al centro de la ciudad. "Tienes suerte, tu hotel está justo en la Piazza Maggiore". 


Y así fue. Pero antes, sigo con Sandro. Es un cotilleo absoluto. Sandro, que tendrá unos 50 años, vive con su madre y lo único que tiene es su cochazo. Nos hizo tanta gracia la historia que el día que nos llevó a Yasmine y a mí a hacernos el pcr, le pedimos hacernos una foto con su coche. Desde entonces, Sandro nos miraba con otros ojos.

Cómo se hace un libro informativo: entrevista a las editoras de Zahorí Books

Paisajes perdidos de la tierra, Aina Bestard

Desde que empezaron a publicar en su propio sello, en 2017, me han fascinado todos los libros de Zahorí Books. No solo porque todos son informativos sino porque, desde el principio, renunciaron a las "colecciones", cada libro tiene su particular seña en cuanto a formato, tamaño y diseño, y no hay tema que no les anime a hacer un libro. Con sus 42 títulos publicados en su sello resulta difícil elegir algunos. Me gusta mucho el trabajo de Aina Bestard, Nacimientos bestiales, Paisajes perdidos de la tierra, y los de la serie "¿Qué se esconde?" donde en cada uno de ellos explora diferentes recursos gráficos. La ilustradora Mariona Tolosa le pone humor a los libros de "la vida secreta" (mocos, virus y pupas), y las imágenes de la artista plástica Regina Giménez en Geo-gráficos nos dejan con la boca abierta al reinterpretar imágenes de mapas antiguos. (Aquí puedes leer una entrevista con ella). También me gustan mucho los libros de ciencias sociales, como el de Amistades animales, de Ana Gallo y Katherine Quinn, lleno de historias de famosos con sus animales favoritos. O el de Soledad Romero y Julio Antonio Blasco, Robos de leyenda, cuyo diseño imita las páginas de un periódico sensacionalista. 
Con todo este buen hacer, me entraron ganas de hacerles una entrevista. Entrevista que ha sufrido lapsus temporal de la pandemia, (por parte de todas), pero aquí está para que la disfrutes. 

Respuestas ilustradas: Federico Delicado


Dibújanos cómo te ves en estos momentos



 ¿Qué has desayunado hoy? 




Algo que te dé felicidad 




¿Tenías un juguete favorito en tu infancia? 




¿Tu libro preferido? 




¿Cómo es tu mesa de trabajo? 




¿En qué ciudad vives?





Ya tenemos una pequeña lista en esta simpática sección, si quieres ver otras respuestas ilustradas, aquí están las de José Fragoso, Gusti, Eleonora Arroyo,  Yael Frankel y Mariana Ruíz Johnson
Cada uno, en su mundo propio...

Acompañamiento para proyectos de libros informativos


//COMPLETO//Nuevo grupo: marzo 2021//

Listamanía: Diez libros para lectores exigentes


Nada hay más desolador que escuchar en una librería o en una biblioteca la petición de un libro para lectores que tienen más de ocho años. La oferta de libro álbum es abrumadora pero, ¿qué ocurre cuando se buscan lecturas de aliento? ¿Cuando los lectores buscan libros "gordos" que les duren un buen rato? Aquí la oferta adelgaza en todos los sentidos. Teníamos pendiente desde hacía tiempo esta entrada para hablar de libros que acompañen un proceso lector en crecimiento. El esfuerzo y la energía empleados en aprender a leer y en fortalecer la lectura deberían recompensarse con libros que dejen huella. Y aquí va nuestro listado que no es necesariamente de novedades, pero sí de libros disponibles que vale la pena leer.

 

Libros informativos para hablar de la sexualidad



Hace algunos años, estando en un colegio, coincidí con la reunión de una psicóloga con padres. La psicóloga acababa de salir de un aula de primaria y les preguntaba a los padres cuántos pensaban que sus hijos habían visto porno. Los padres dijeron que sus hijos, seguro que no. La psicóloga les dijo: "Todos han visto porno".  Fue un momento impactante. Desde entonces, ya hay unos cuantos libros sobre cómo acompañar el proceso de hablar sobre el tema, y de uno de ellos, Cuéntamelo todo, hicimos aquí una extensa reseña.  Sin embargo, siguen llegando a la prensa noticias de que cada vez baja más la edad del primer contacto con la pornografía. 

100% natural: cómo los libros informativos han contado nuestra relación con la naturaleza

Hace justo un año, en estos días, estaba terminando de escribir la charla que dí en Valladolid, en el Festival LINA, al que fui invitada para hablar sobre libros y naturaleza. Un festival para celebrar lo natural, que se realizó en un parque y tuvo lugar en septiembre de 2019. Han pasado muchas cosas este año, y creo que la naturaleza ha estado más presente que nunca en nuestros pensamientos. Por eso me animo a compartir ese momento de hablar de libros. Ya sabemos que un libro no reemplaza la experiencia de la naturaleza, pero puede que, después de leerlo, nuestra experiencia sea más intensa y rica.
Y ahora, prepara tu bebida favorita y regálate un buen rato de lectura...

El mejor libro para niños sobre coronavirus no es un libro sobre el coronavirus

En las primeras semanas de este largo confinamiento hemos visto cómo han surgido, de manera altruista, unos cuantos libros para explicar qué estaba pasando a los más pequeños. La "madrastra pedagógica" se ha puesto en marcha a toda velocidad (hay un libro en que dicen que ¡lo han hecho en 48 horas!) y no se iba a desaprovechar esta oportunidad de instruir deleitando con párrafos del tipo:

En estos momentos tan desafiantes, 
En los que en casa os debéis quedar 
Hay reglas muy importantes 
De las cuales no os debéis olvidar

Sin duda, todo un modelo para animar a la lectura en estos tiempos...

9 ideas para mediadores con libros informativos

El niño que mordió a Picasso /Anthony Penrose
Durante este mes de mayo, en pleno confinamiento, he estado trabajando con un grupo de docentes de Elche (Alicante) con libros informativos. Una de las preguntas de bienvenida fue: ¿que esperas de este grupo?. La mayoría de las respuestas eran "consejos y trucos para usar los informativos en el aula", con lo que entré en pánico pues lo único que no había en el curso eran "tips" para usar los libros. El curso estaba enfocado en conocer primero estos libros, en mostrar su riqueza, sus variados diseños, cómo la imagen es importante, qué es divulgar y algunas cuestiones sobre la complejidad en estos libros. Para no defraudar las expectativas, comencé a anotar ideas, inquietudes y sugerencias que aparecían en nuestra conversación y, con ellas, armo esta entrada para compartir qué hacer en un aula con los informativos, más allá de proponerlos para hacer una tarea concreta. Y aquí van estas 9 ideas...

Listamania: 7 libros sobre la creatividad (y un regalo)




La creatividad: ¿se nace con ella o se hace? La capacidad para crear parece ser algo innato en la humanidad: desde pequeños miramos y componemos el mundo con la imaginación y, sin embargo, algo pasa por el camino que la limita y necesitamos volver ejercitar ese músculo. En los últimos años se ha puesto mucho el foco en recuperar esta capacidad, pues parece que es necesaria para muchas cosas: desarrollar nuevas ideas a partir de conceptos conocidos significa, para entornos educativos o económicos, muchas posibilidades para explorar el arte o, simplemente, nuevos emprendimientos. Muchas de las aplicaciones que usamos en nuestros teléfonos móviles provienen de esta creatividad, por citar un pequeño ejemplo.  
Esta moda o necesidad, ha llegado también a los libros para niños que se basan en el juego y la creación. Y en estos días de confinamiento hemos visto muchas propuestas para entretener a los pequeños. La mayoría de ellas, sin embargo, se han limitado a crear plantillas para colorear, o hacer actividades muy dirigidas. Tenía hacía algún tiempo unos cuantos libros infantiles que buscan propiciar la creatividad, y me parece que es el momento idóneo para hablar de ellos. Además, al final de mi nota, ¡hay un regalo!

Literatura infantil: situación y perspectivas




En estos días se ha publicado el Anuario Iberoamericano de Literatura infantil editado por la Fundación SM. Aunque se llama "anuario" en realidad recopila información de tendencias y libros publicados durante 2017 y 2018.  Dentro de la opacidad de nuestros mercados sobre edición, se trata de los datos más recientes que podemos encontrar y nos dicen mucho acerca de lo que ha pasado y será un punto de referencia para ver cómo sigue la producción de LIJ después de este parón mundial por el coronavirus.  Voy a comentar algunos de los datos que presenta.





Qué leen los que leen

Hace ya más de cinco años les pedimos a un grupo surtido de colegas que nos contaran qué están leyendo. Esa entrada fue muy querida (seguro que hay libros que siguen "pendientes" de leer), En estos días el bloqueo nos ha tenido muy apartados de los libros. Durante las primeras semanas del confinamiento todos escribíamos cuán difícil nos resultaba sentarnos a leer. No es sólo porque estamos demasiado pendientes de las noticias sino porque hemos vuelto a actividades básicas como ¡amasar pan! y levantar el pie de un acelerador que llevábamos mucho tiempo apretando. Personalmente, me di cuenta de que hacía años ¡años! que no me sentaba durante tres o cuatro horas a leer con calma. 

Hemos preguntado de nuevo, no por los libros que se acumulan en la mesilla, sino por aquellos que están ahora mismo en las manos. Les hemos pedido una línea, pero algunos no han podido contenerse...
Y aquí van estas maravillosas sugerencias de lectura

Listamanía: La vida interior en casa. 10 libros maravillosos

La literatura infantil está llena de vida interior: dormitorios llenos de juguetes, camas infantiles, cocinas, casas, habitaciones con sus objetos o donde pasan cosas extrañas... solo tenemos que recordar el cuarto de Max, el protagonista de Donde viven los monstruos, desde donde comienza su viaje iniciático. El hogar, el entorno más frecuentado por los pequeños durante su infancia, se ha convertido en estos días en el lugar más importante. Y para celebrar este espacio, va una selección de libros cuyo interior es un gran protagonista.

Resulta interesante observar que, en los libros del siglo pasado, los niños estaban solos en sus juegos, inventando mundos y siendo ellos los principales actores de la historia. En los libros contemporáneos la presencia de padres y madres es muy notoria, siendo ellos casi los protagonistas y mostrando, tal vez, cómo en este siglo los adultos controlan más a la infancia y su vida privada. Tres ejemplos del primer caso. 

Cuatro charlas TED sobre literatura infantil




Hacía mucho tiempo que quería preparar esta entrada, y los días de confinamiento me lo han puesto fácil, así que aquí van cuatro charlas sobre literatura infantil en TED que puedes mirar tranquilamente (y pasártelo muy bien). Cuatro charlas de cuatro creadores muy interesantes que nos acercan a sus proyectos con humor y sinceridad.
(En cada una de las charlas puedes acceder a subtítulos en español)



David Macaulay // Sobre su libro Un vuelo por Roma
David Macaulay es, para mi, uno de los grandes creadores de libros informativos. Nacido en Gran Bretaña en 1946, desarrolló toda su carrera en Estados Unidos y sus libros de divulgación fueron referentes en los años ochenta por la gran profusión de detalles y por ser un mastodóntico proyecto sobre las construcciones y su monumental Cómo funcionan las cosas. Hoy en día sus libros apenas se encuentran en las bibliotecas, pero no han dejado de ser fascinantes,
// En esta charla nos cuenta el proceso creativo para el libro Un vuelo por Roma donde trata de equilibrar la pasión que siente por una ciudad como Roma, con la emoción de transmitir algo más que datos e información. Su proceso para llegar al libro que finalmente fue es toda una clase magistral sobre cómo enfocar un libro informativo.





Mac Barnett // Sobre la ficción y la realidad
Mac Barnett es el autor de libros como Hilo sin fin, El lobo, el pato y el ratón, o Chloe y el león. Además de otros en colaboración con ilustradores como Isabelle Arsenault -Porque sí-  o Jon Klassen - Triángulo-.  Reconozco que, una vez al año, miro esta charla para divertirme (las anécdotas sobre sus tiempos como monitor de un campamento infantil son geniales) pero también para entrar en la cabeza de alguien que inventa historias.
//En esta charla nos cuenta las diferencias entre la realidad y la ficción y cómo una ficción puede resultar real. Nada más empezar dice: "trabajo mintiendo a los niños" :-)





Jarret Krosoczka // Cómo hacer un niño artista
De Jarret no hay ningún libro traducido al español. Su famosa serie de cómic sobre mujeres que trabajan en los comedores infantiles  (y a la que dedica otra charla TED), así como la docena de libros ilustrados están inéditas quizás por ser locales, o quién sabe la razón. Elegí esta charla porque me gusto su manera de presentarse y cómo desarrolló su carrera desde niño.
//En esta charla Jarret nos cuenta su complicada infancia y cómo fue salvada por adultos que creyeron en su vocación, apoyándole y reconociendo sus méritos. El final es muy conmovedor.





Maira Kalman //Sobre el oficio de ilustrar
Maira Kalman nació en Israel y desarrolló su carrera en Estados Unidos. En español apenas tiene dos títulos traducidos: el genial 13 palabras, escrito por Lemony Snicket; y la novela de Daniel Handler Y por eso rompinos. Tengo de ella varias ediciones de sus libros en inglés, todos con ilustraciones frescas, locas y divertidas, que nos sacan de nuestro imaginario para llevarnos por sus caminos creativos.
//En esta charla, escuchándola hablar, entendemos mejor sus ilustraciones, pues reflejan una personalidad excéntrica, libre y con ganas de experimentar, además de contarnos cómo enfoca de manera diferente una ilustración para una revista o un libro infantil. 





¡Que los disfrutes tanto como yo!

¡Cumplimos 9 años!


¡Estamos celebrando nuestro noveno aniversario! Siempre se nos pasa la fecha porque en noviembre y diciembre hay muchos viajes y demasiada actividad, pero este año queremos festejarlo.

Porque han pasado muchas cosas.
Lo que empezó siendo un discreto blog donde comentaba algunos asuntos y libros, ha ido creciendo hasta llegar a más de dos millones de visitas

¡Muchas gracias!

17 migas de pan: claves para entender el haiku

Dianimations

Nos da mucha alegría tener como invitado en este blog a Raúl Vacas, contándonos algo sobre poesía y, concretamente, esa pieza minimalista que es el haiku. Una forma poética muy delicada que tiene, como casi toda la poesía, algunas normas de escritura. Raúl nos da unas cuantas ideas para entender mejor esta creación que cuenta el mundo y los sentimientos de una manera muy especial. ¡Bienvenido!

(Todas las ilustraciones del artículo provienen de la técnica llamada Gyotaku donde pescadores japoneses imprimen en un papel la forma de los pescados que venden)

------


Diecisiete migas de pan
Algunas claves para entender el haiku  - Raúl Vacas

  
El haiku, al igual que la greguería, es una lupa de precisión para mirar el mundo con un propósito didáctico, incluso lúdico, pero también con la naturalidad y el asombro con que un niño mira las cosas que llaman su atención y le emocionan. Escribir haikus nos permite trabajar la percepción y la atención pues el resultado del poema depende de nuestra capacidad para poner en relación los asombros que producen la naturaleza y la vida y expresarlos sobre el papel en un envase de pequeñas dimensiones.

Lavar antes de leer: literatura infantil y simbología

Imagen relacionada
En junio de 2019 fui invitada a participar en las V Jornadas de la Asociación Española de Profesionales de la Narración Oral (AEDA) que se celebró en Huesca. Preocupados por la pérdida de lo simbólico que se percibe en la producción de libros infantiles, estas jornadas querían remarcar la importancia de lo no dicho, de los matices, de lo implícito y la importancia de libros cuyo objetivo sea lo literario más que lo social. La invitación me permitió sentarme a leer y pensar sobre uno de los aspectos más delicados de la creación literaria y también uno de los más frágiles y censurados: lo simbólico. Doy las gracias al equipo de AEDA por invitarme y por darme libertad para escoger el tema y el tono. Si te interesa lo simbólico, aquí hay unos cuantos argumentos.

Respuestas ilustradas: Mariana Ruiz Johnson


Dibújanos cómo te ves en estos momentos


 ¿Qué has desayunado hoy? 


Algo que te dé felicidad 


¿Tenías un juguete favorito en tu infancia? 


¿Tu libro preferido? 


¿Cómo es tu mesa de trabajo? 


¿En qué ciudad vives?



Ya tenemos una pequeña lista en esta simpática sección, si quieres ver otras respuestas ilustradas, aquí están las de José Fragoso, Gusti, Eleonora Arroyo y Yael Frankel





El poder de contar (a propósito de un libro de Pep Bruno)



x
En el año 2008 el escritor J.M. Coetzee empieza una correspondencia con la psicóloga e investigadora Arabella Kurtz. Tanto el escritor como la terapeuta usan el lenguaje como medio: los dos exploran, describen y analizan la experiencia humana. El libro que recopiló estas cartas se titula El buen relato y es una larga indagación en los procesos creativos, pero, sobre todo, en el poder de las historias: la de los pacientes tratando de entender su mundo, como las que los escritores inventan. El yo, en cierto sentido, es una ficción. En ambos casos, dar forma a la historia, crear expectativa y dotar de intriga parecen ir de la mano. Como dice Coetzee en una de sus misivas: la imaginación narrativa es una fuerza benigna que tenemos dentro. 

El fascinante best-seller del historiador Yuhal Noah Harari, Sapiens basa su teoría de la evolución en la capacidad de ficción desarrollada por el homo sapiens. Es decir, en la posibilidad de hablar de cosas que no existen, creerse cosas que no ha visto y actuar. Para Harari esta “revolución cognitiva” en la que se creó el lenguaje ficcional marcó su superioridad respecto a otras especies. La ficción nos ha permitido no solo imaginar cosas, sino hacerlo colectivamente.


Podemos urdir mitos comunes tales como la historia bíblica de la creación, los mitos del tiempo del sueño de los aborígenes australianos, y los mitos nacionalistas de los estados modernos. Dichos mitos confirieron a los sapiens la capacidad sin precedentes de cooperar flexiblemente en gran número. Las hormigas y las abejas también pueden trabajar juntas en gran número, pero lo hacen de una manera muy rígida y sólo con parientes muy cercanos. Los lobos y los chimpancés cooperan de manera mucho más flexible que las hormigas, pero solo pueden hacerlo con un pequeño número de individuos que conocen íntimamente. Los sapiens pueden cooperar de maneras extremadamente flexibles con un número incontable de extraños. Esta es la razón por la que los sapiens dominan el mundo, mientras que las hormigas se comen nuestras sobras y los chimpancés están encerrados en zoológicos y laboratorios de investigación.

Contra lo políticamente correcto en la literatura infantil

Recientemente hemos asistido (con la boca abierta) a una sorprendente noticia que titulaban así: "Vetada la caperucita roja por sexista".  En una biblioteca escolar de Cataluña, la asociación de madres y padres (AMPA) había retirado 200 titulos (¡200! el 30% de la biblioteca) por considerarlos "tóxicos".  La decisión se tomó después de que un grupo de madres leyera "con perspectiva de género" los casi 600 libros de la biblioteca. Ante el revuelo de la noticia se apresuraron a aclarar que a Caperucita no la habían retirado, aunque no había pasado el test según sus criterios. En esa rectificación también se les escapó que los niños son infantes sin capacidad crítica, de perspectiva histórica, analítica... 

Censurar libros destinados a los niños es una práctica tan vieja como la historia del libro y de la pedagogía. Todos conocemos historias de libros quemados, secuestrados, adaptados, incluidos en listas... Hasta aquí, nada extraño, pues los libros han circulado, han sido leídos y han confrontado pensamientos diferentes. 

Leer para decir, jugar y ser



Henrique Wilson
Tenemos, esta semana, una invitada de lujo: Carolina Lesa Brown ha escrito una estupenda entrada sobre las relaciones entre la lectura y la vida, en especial para la primera infancia. ¡Muchas gracias, Carolina!
 -----------------
La naturaleza empuja a la vida o ¿es la vida la que empuja y arrasa? ¿Tiene nombre esa energía genética que impulsa la evolución y nos ha dotado de un pulgar oponible, una posición erguida y un cerebro cada vez más complejo? Estamos, parece, obligados a sobrevivir como especie al menos unos cuántos milenios más, si no ocurre nada extraordinario. Pero sobrevivir no es lo mismo que vivir y vivir no es igual a sentir la vida. Para explorar el sentido y las sutiles fronteras que separan una idea de otra, el ser humano ha desarrollado tres estrategias fundamentales: el lenguaje, el juego y la socialización.

Respuestas Ilustradas: José Fragoso



Dibújanos cómo te ves en estos momentos


 ¿Qué has desayunado hoy? 


Algo que te dé felicidad 


¿Tenías un juguete favorito en tu infancia? 


¿Tu libro preferido? 


¿Cómo es tu mesa de trabajo? 


¿En qué ciudad vives?



El juego secreto de Maurice Sendak



En noviembre de 2018 la Biblioteca Pública de Alicante me invitó a dar una charla sobre Maurice Sendak. Ya he hablado aquí de este enorme creador, así que la invitación me permitió volver a leer su obra y sumergirme en sus referencias,  estudiar un poco más sus claves creativas y tratar de desentrañar ese "juego secreto" que pone en marcha con cada uno de sus libros.  En esa charla hice una aproximación general a su obra y quise poner el foco en uno de sus trabajos más impactantes, el libro Donde viven los monstruos.  Decidí que una lectura tan rica no podía quedarse en ese abarrotado y entusiasta salón de la biblioteca y he organizado un club de lectura en www.anatarambana.com dedicado a "desmontar" desde todos los lugares posibles (el psicológico, el social, el psicoanalítico, el estético, el histórico) este libro que lleva años conquistando a sus lectores y, sin duda, seguirá haciéndolo.  

Tengo que confesar que Sendak es un regalo para los estudiosos, investigadores, mediadores y especialistas. Es, quizás, el autor que más nos permite poner en juego todo aquello que nos gusta a los lectores críticos. Nos deja que exploremos su obra desde lo literario, desde la imagen, desde la psicología e incluso el psicoanálisis, nos remite a la música, al teatro, a la tradición. Es, por decirlo con una palabra, un autor que nos invita a la sobre-interpretación. Con el título de esta charla, quisiera adentrarme un poquito en ese “juego secreto” al que aludimos en el título, para compartir de qué manera sus libros activan insospechadas relaciones y nos dan la oportunidad de considerar los libros para niños como obras llenas de sentido y complejidad. También aprovecho para agradecer aquí a otros colegas generosos en sus trabajos, como Ellen Duthie que nos lleva regalando en su blog Lo leemos así, una cantidad inestimable de ideas para leer y releer a Sendak. 

Quisiera comenzar con una conversación que Art Spiegelman (el autor de Maus) y Sendak tienen durante un paseo por los bosques cercanos a la casa de Sendak y que Spiegelman dibujó. 

Respuestas Ilustradas: Gusti




Dibújanos cómo te ves en estos momentos 



¿Qué has desayunado hoy?



 Algo que te dé felicidad 



¿Tenías un juguete favorito en tu infancia? 



¿Tu libro preferido?




 ¿Cómo es tu mesa de trabajo? 




¿En qué ciudad vives?





Mira otras "respuestas ilustradas"

De Gusti hemos hablado aquí (con mucho cariño) del libro: