Listamanía: El año de Gloria Fuertes

El año 2017 estuvo marcado por un gran acontecimiento cultural: se celebraron los 100 años del nacimiento de la poeta madrileña Gloria Fuertes. Fue tanto el ruido en las redes que muchos amigos de América Latina me escribían preguntado quién era. El ayuntamiento de Madrid se volcó en la celebración con una exposición, carteles con sus poemas por toda la ciudad, una plaza dedicada con su nombre, y hasta una felicitación navideña con su foto. Hubo revistas digitales que cada semana brindaban un poema de ella y ha sido tanta su presencia que escritores como Javier Marías lanzaron en su columna semanal la duda de que fuera "una grandísima poeta" confundiendo a mi modo de ver, la alegre celebración de un carismático personaje con su valoración literaria. Y es que ha sido mucho lo que se ha celebrado: el valor de una mujer que desarrolló su carrera en la triste postguerra española, haber sido la primera chica moderna que, en esa época, se atrevió a vestir pantalones y montar en bicicleta o poner de moda la corbata entre mujeres. Por no hablar de su lesbianismo en una España pobre y moralizante.

Los que conocimos -aunque fuera un poquito- a esta mujer que, durante las cabalgatas navideñas de los reyes magos se subía a un árbol para retransmitirlas, no podemos menos que sonreír y celebrar esta recuperación. Yo, como todos los que la conocieron, tengo mi propia anécdota. 

Literatura infantil y género: ¿hasta dónde estamos dispuestos a llegar?

En Europa y en España nos ha encantado desde siempre mirar con recelo a los norteamericanos pacatos en cuestiones de literatura infantil. Además de los comentarios en off  de muchos ilustradores a los que han obligado a vestir sus personajes o a ponerlos en actitudes inequívocamente correctas, se cuentan por decenas los artículos que hablan de ridículas censuras y en congresos y otros lugares se cita constantemente cómo Huckleberry Finn es prohibido en escuelas por argumentos que no tienen nada que ver con la literatura; se describe cómo Sendak fue censurado por publicar a un niño desnudo; se denuncia a Harry Potter por inducir a la brujería y a Roald Dahl por incitar al consumo de drogas. Que un libro de poemas de Shel Silverstein que contiene un poema titulado Cómo no lavar los platos lleve a algunos a pensar que los niños van a romper los platos de su casa significa trasgredir una fina línea: la de la lectura de la literatura como si fuera un manual de uso de vida. Prohibir estos libros sería como prohibir a Supermán porque los niños van a lanzarse por la ventana con una toalla colgada como capa. Todas estas censuras y presiones sobre los libros tienen un nombre: lo políticamente correcto. Aunque la política nos pueda parecer alejada de la literatura infantil, sus prácticas ya han venido para quedarse. Políticamente correcto quiere decir que se cuida el lenguaje al máximo para no ofender a grupos religiosos, sociales o culturales. Es decir, a casi todo el mundo. 

Libros informativos premiados en la Feria de Bolonia 2018

Joanne Liu
Este año no estaré en la Feria del libro de Bolonia. Siempre me arrepiento de no ir unos días antes de que comience, pero la alternancia de visitas viene bien para dejar reposar la cabeza. Bolonia es una feria enorme, ahí se pueden ver las principales tendencias mundiales, pero también es cierto que en los últimos años el foco en la ilustración es muy poderoso y esa parte la podemos ver en redes y en la propia página web de la feria. 
La Feria convoca varios premios cada año y a mí me gusta mucho observar qué está pasando con los libros informativos. Así que aquí van unas líneas para presentarlos.

Premio Books & Seeds
Este premio nace de la colaboración entre la Feria del libro de Bolonia y la Feria de las semillas de Milán. La idea es resaltar libros interesantes con esta temática. El libro ganador ha sido el francés Le Potager d´Alena, con texto e ilustraciones de Sophie Vissière y publicado por Actes Sud/Helium Editions.










El jurado dijo esto del libro:
Tiempo, paciencia, cambio, la Tierra y sus estaciones, técnicas, rojo y verde, sorpresa y trabajo. Este libro ilustrado toma una nueva mirada, serena, fresca y contemporánea, de todo lo que implica el cultivo de un huerto. Lejos de ser nostálgico, es una invitación a buscar la satisfacción y la paz que puede producir la propia comida.

Aunque no lo hemos visto físicamente, me encanta el tema, el enfoque y esa necesaria vinculación de los niños con la naturaleza, la tierra y lo que significa tener y cuidar un huerto.


Premio  Art - Architecture & Design

 El premio se lo ha llevado, también, un francés, Aurelién Debat, con el libro Cabanes publicado por Editions des Grandes Personnes. Debat tiene una larga trayectoria haciendo libros informativos con enfoques interesantes, pero también en la elaboración  de juegos modulares para construir, siempre interrogando a los lectores sobre las posibilidades del espacio urbano.






El jurado ha dicho de este libro:
Quince cerditos que aparecen, no como formas, sino como colores en el texto. Sorprendentemente inusual, los colores se convierten en volúmenes que se encuentran, se mezclan y se entrelazan. Este libro muy especial de Aurélien Débat trata de casas: algunas que son posibles, otras que no. El lector está invitado a jugar con los bloques básicos de construcción de los lugares en los que vivimos, armar sus propias formas, inventar historias y crear nuevos mundos para habitar. 

Tampoco lo he visto, pero me encanta la idea de las abstracciones, las posibilidades imaginativas de construir y la cercanía con inquietudes de los niños mientras desarrolla ideas críticas sobre el espacio urbano.

En este premio hubo varias menciones especiales que presnto para quienes quieran explorar estos libros:


WALL Texto e ilustraciones de Jin-ho Jung (Bir Publishing, Corea del Sur)
El jurado ha dicho: El escritor cuenta la historia de un niño y su relación espacial con el mundo que lo rodea, invitándolo a explorarlo con confianza, moviéndose dentro y fuera como si se moviera de un volumen al siguiente. El estilo minimalista del libro nos invita a mirar una serie de formas arquitectónicas desde la perspectiva del niño.



HAUS  
Texto de Johannes Vogt, ilustraciones de Felicitas Horstschafer  (Gesternberg, Alemania)
El jurado ha dicho:  Un libro sobre arquitectura para niños muy pequeños. Con una secuencia de formas geométricas primarias y un uso respetuoso del color, el ilustrador se deleita en el bordado de casas para contarle al joven lector acerca de lugares lejanos en nuestro mundo pero también más allá. Al igual que la buena arquitectura, el formato del libro es simple e indestructible.






MY MUSEUM  
Texto e ilustraciones deJoanne Liu  (Prestel,  Alemania)
El jurado ha dicho: Un niño ingresa en un museo, curioso, atento, asimilando todo lo que lo rodea: los visitantes, su apariencia, la colección de arte, los espacios y las personas que trabajan allí. Al mirar las obras de arte, hace un juego de vincular lo que hay en la habitación con lo que ve afuera, mezclando arte y vida. Altamente expresivo en su deliberada simplicidad, este libro sin palabras es sorprendentemente elocuente en su elección del tema.

Wytwornik gora! (Mountains!) Texto e ilustraciones de Madalena Matoso (Wytwórnia, Polonia)
El jurado ha dicho:  Cada montaña tiene una historia diferente que contar o terminar de contar. Este libro le permite al lector convertirse en el autor. Como parte de un proyecto  portugués-polaco, Madalena Matoso sienta las bases de un verdadero catálogo de arte en el que cada página es un conjunto perfecto de arte gráfico, color y espacios en blanco.


Y, por último, el tradicional premio de Non-Fiction de la feria:
LOUDLY SOFTLY IN A WHISPER – I SEE THAT (duet of books)  De: Romana Romanyshyn and Andriy Lesiv (The Old Lion Publishing House,  Ucrania)












Vista y oído son los temas de este par de libros de un dúo artístico. La información científica y las preguntas filosóficas están entretejidas por expertos con las ilustraciones y el diseño general del libro. La línea y el punto se combinan hábilmente para transformar los sentidos del oído y la vista en signos que representan armonías y desarmonías. El lenguaje visual refinado es una sofisticada combinación de infografías que van desde Braille a Kandinsky. Los colores llamativos recuerdan las primeras técnicas de impresión a 4 colores. La excelencia en la composición general es excepcional, cada página ofrece nuevas formas y detalles inesperados. Una forma completamente nueva de proporcionar hechos científicos, este libro será una fuente constante de sorpresa para sus lectores.

En esta categoría hay tres menciones especiales:

LOUIS PASTEUR ENQUETES POUR LA SCIENCE 
Texto de Florence Pinaud, ilustraciones de Julien Billaudeau   Actes Sud/Palais de la Decouverte,  Francia)
El jurado ha dicho:  Más que una biografía, este libro ofrece a los lectores una comprensión profunda del método científico de Pasteur, dándoles la oportunidad de explorar nuestro mundo vital y la búsqueda de remedios para curar enfermedades. El ambicioso objetivo del libro es dar una explicación clara y detallada del trabajo científico de un biólogo, también un talentoso artista, y los grandes avances que logró para la medicina moderna.




THE EGG  
Texto e ilustraciones de Britta Teckentrup (Prestel, Alemania)
El jurado ha dicho:  Este libro es especial por la forma en que presenta un único objeto de no ficción: el huevo. Las ilustraciones encantadoras examinan los muchos tipos de huevo, incluso un huevo de Fabergé, sus diferentes diseños, colores, texturas, ambientes y materiales. Junto con textos breves y bellamente elaborados, el lector recibe una gran cantidad de información científica y cultural sobre las características físicas y el simbolismo de uno de los objetos más perfectamente diseñados de la naturaleza.





LE RUBAN  Texto e ilustraciones de  Adrien Parlange  (Albin Michel Jeunesse,  Francia)El jurado ha dicho:  Aquí, el marcador de la cinta amarilla juega un papel clave, transformando las ilustraciones y su significado con cada página. Ya sea la cuerda de un globo, la cuerda de un funambulista, un cordón de zapatos o la línea de salida de una carrera, la cinta lleva al lector a través de las ingeniosas páginas lúdicas del libro cuyo exquisito diseño gráfico convierte una percepción 2D en una experiencia 3D.




Este año no hay premios para libros en español para ninguna de las categorías, apenas una mención en el de ficción para el libro Dos caminos, de Guridi  (Libre Albedrío).  Sumando todos los países de habla hispana y la cantidad de libros que se produce en cada uno, me sorprende no ver alguno más. Mucho para reflexionar.
La lista completa de los libros presentados en todas las categorías puede verse en este link. 

Y de estos libros premiados ¿cuál te gustaría tener en tu biblioteca? Cuéntanoslo en los comentarios.


Si te interesa este tema, aquí tienes otras entradas:



Respuestas Ilustradas: Eleonora Arroyo


Dibújanos cómo te ves en estos momentos


 ¿Qué has desayunado hoy? 


Algo que te dé felicidad 


¿Tenías un juguete favorito en tu infancia? 


¿Tu libro preferido? 


¿Cómo es tu mesa de trabajo? 


¿En qué ciudad vives?


¡Muchas gracias, querida Eleonora!


Cómo les hemos contado a los niños de dónde vienen...

Per Holm Knudsen
Una de las mayores fascinaciones de los niños es conocer exactamente de dónde vienen. A veces, la pregunta: ¿dónde estaba yo antes de nacer? nos da alguna pista para lanzarnos, aunque muchas veces nos subimos por las ramas y conseguimos no contestarles y llenarles la cabeza de ideas que dispararán su imaginación en muchas direcciones. Eso está bien, pero... sería mejor que les ayudáramos a tenerlo claro. No sea que les pase como a esos niños napolitanos cuyo profesor, Marcello D´Orta, sin apenas esfuerzo, conseguía que los niños contaran su verdad:
Cómo los niños salen de la tripa lo he entendido, lo que no he pillado es cómo entran.
O este otro, víctima de esa cualidad de los adultos de escaparnos ante preguntas complicadas:
En casa somos once. Mamá le ha contado al mayor todo y después le ha dicho: "ahora díselo a los otros"

Lo que me gustaría revisar en esta entrada es cómo a través de los libros, les hemos explicado con más o menos acierto eso de la cigüeña.  Es un pequeño repaso histórico, con libros antiguos y otros más novedosos, que nos permitirá ver también un poco de cómo hemos pensado en los niños durante muchas décadas. 

Podcast 3: ¿Pero qué es esto de la literatura digital? Una conversación con Lucas Ramada Prieto



A finales de 2016 iniciamos una aventura que nos encantaba: los podcast. Conversaciones informales sobre un tema (muy serio). En el 2017, con mucho esfuerzo, conseguimos reunir a tres especialistas y grabamos el segundo. Luego, la realidad nos dio un golpe: era muy difícil juntar en Madrid a gente para grabar y, ante las dificultades, los podcast se quedaron durmiendo en el cajón. Este 2018 los hemos despertado y por eso hemos cambiado la dinámica. Nuestras entrevistas se hacen a distancia y estarán mejor programadas.

Hemos querido re-comenzar con un tema interesante y un especialista de lujo. Lucas Ramada Prieto, seguramente, el mayor experto en esto que llamamos literatura digital y que, después de escucharle, todos vamos a nombrar Ficción Digital.
Lucas es licenciado en filología hispánica y doctor en Didáctica de la Lengua y la Literatura por la Universidad Autónoma de Barcelona. Su tesis, Esto no va de libros (descargable aquí) es el análisis más exhaustivo y riguroso sobre ficción digital escrito en español hasta la fecha (en realidad, es el único). Desde el blog que comparte con Celia Turrión Literaturas exploratorias, sus reseñas en Gretel y ahora, su voz en instagram (@estonovadelibros) nos va adentrando en este, nuevo para muchos, género.

Puedes escucharlo también en ivoox




De lo que hemos hablado en estos casi 50 minutos

  • Sobre su tesis [02:08]
  • El mejor consejo de su madre / maestra [02:47]
  • ¿Qué le llevó a estudiar LIJ Digital? [04:26]
  • Una idea terrible sobre LIJ Digital [07:35]
  • Denominación y definición de Ficción Digital [9:19]
  • Los soportes [12:36]
  • Las nuevas demandas y los editores tradicionales [13:40]
  • La educación y la sociedad del entretenimiento [17:45]
  • ¿Podemos tener un canon de Ficción Digital? [21:02]
  • Los contenidos: ¿cómo analizarlos? [23:36]
  • Los receptores [27:00]
  • ¿Dónde está lo literario? [30:34]
  • Elige tu propia aventura [32:19]
  • Los usuarios de pantallas y el libro [34:00]
  • Consejos para el que comienza [36:49]
  • Tres obras recomendadas [39:19]
  • ¿Podríamos tener una versión digital de El pato y la muerte? [42:54]
  • En qué está trabajando ahora [44:13]
  • Qué pondría en un anuncio a las afueras [45:58]

¿Hay alguna pregunta que quieras hacer? Déjala en los comentarios. 
(Convenceremos a Lucas para que te responda...)

Más Lucas:

Vídeo de Las tardes de Altamira en Ediciones Ekaré (muy recomendable)
Otro vídeo de una larga ponencia (en inglés) para el congreso Nordic E-Stories 2016.
El articulo: Realidad virtualizada: educación literaria en contextos tecnologizados




La música que abre nuestro programa es: Too Late to Samba, de MIketheBee (ccmixter)





Preguntamos a la editora de Dorling Kindersley en Londres sobre libros informativos

 De una manera casual tuve contacto con Elsa Vicente. Al darme cuenta de que trabajaba como editora en la editorial Dorling Kindersley (DK) no pude menos que invitarla a este blog para que nos contara un poco sobre su trabajo. DK es una editorial que en los años ochenta del siglo pasado rompió los parámetros tanto de diseño como de contenido de los "antigos" libros informativos. Libros que seducían la mirada con sus exquisitas fotografía; a doble página que invitaba a los niños a hacer zapping con los libros; contenidos bien organizados para diferentes lectores; y un amplio equipo de colaboradores, además de una difusión masiva en todo el mundo. Fue enorme la influencia que tuvo en el trabajo de muchas editoriales que pronto asumieron esa nueva estética. Elsa, muy amablemente, ha respondido a nuestras preguntas y a otras que formularon personas que pertenecen a nuestro grupo en Facebook dedicado a explorar los libros informativos para niños. Qué buenos los cruces, las casualidades y complicidades.

Respuestas Ilustradas: Yael Frankel



Dibújanos cómo te ves en estos momentos





¿Qué has desayunado hoy? 



Algo que te dé felicidad 



¿Tenías un juguete favorito en tu infancia? 



¿Tu libro preferido? 





¿Cómo es tu mesa de trabajo? 




¿En qué ciudad vives?





Cómo nos han deseado el 2018 algunos ilustradores

¡Llega un año nuevo! Aunque solamente es pasar de día y la hoja del calendario, hay algo mágico y ritual en ello. Pasamos página a muchas cosas: las que no hicimos, las que no queremos recordar, las que nos faltó hacer. El nuevo año se presenta nuevo y luminoso, listo para que lo usemos. Cada año nos ponemos a escribir listas de lo que haremos, de metas y retos, de cosas nuevas. (¡Para este blog también hay una lista larga!). Por eso celebramos, porque es una nueva oportunidad. Y por eso nos felicitamos y deseamos un año estupendo. He ido coleccionando algunas de estas felicitaciones de ilustradores que estaban en las redes, cada uno celebrando su creatividad y compartiendo sus buenos deseos. Y, con ánimo de compartirlas y desear a todos los lectores de este blog un año estupendo, ahí van.















































¿Deberíamos leer todos los libros para niños que se publican como novedad? Dos ideas contra la "noveditis"

250.000 libros en la expo La huella de Borges
Empieza el año y, con él, la promesa de nuevos libros. Según los datos publicados en el estudio Los libros infantiles y juveniles en España, realizado por el Observatorio de la Lectura y del Libro (y que puede descargarse aquí), solamente en España, durante el año 2015 se concedieron 12.705 isbn para libros infantiles y juveniles. Naturalmente es una cifra que engloba cosas que ni los señores del ministerio saben clasificar, y desde luego esto no significa que todos los isbn concedidos sean para libros que finalmente se han publicado. Pero en caso de que sí se hubiera gastado todo el papel que necesitan esos más de diez mil libros, lo que nos interesa ahora es que esa cantidad significa, exactamente, 34 novedades por día. ¡34 libros por día! Naturalmente los que leemos libros para niños no recibimos esos libros (ni mucho menos, por suerte), pero 840 libros por mes son una cantidad enorme. Hace algunos años escribí un artículo sobre cómo la "noveditis" podía afectar a nuestro trabajo, artículo que hoy palidecería frente a la avalancha de libros que es imposible leer, organizar, reseñar... Pero mi pregunta es: ¿por qué debemos prestar atención a tanta novedad?

Si este es el panorama en España, basta multiplicar un poquito por varios países de lengua española y tenemos una cantidad inimaginada de libros. Muchas novedades se comparten ahora por las redes: desde muchos lugares podemos saber el libro que publicó nuestro autor favorito mexicano, o aquella poeta chilena que tanto nos gusta. Lo veo cada día en las redes: estas novedades desatan pasiones y también frustraciones (¿dónde lo consigo? ¿Cuándo llegará a mi país?), pero sobre todo, nos tienen bastante ocupados.  Hace años, el intelectual Gabriel Zaid publicó el un libro con el título: Los demasiados libros donde ya aventuraba muchas cuestiones sobre si había demasiados escritores y escasos lectores. No parece ser el caso de los libros para niños, con gobiernos comprando novedades y un extenso mercado en español para las editoriales que saben moverse más allá de su geografía. Sin embargo, la imparable máquina de hacer libros (léase: la industria) está en marcha día y noche. Libros, libros y más libros que son "novedad", aunque muchos de ellos cuenten una y otra vez la misma historia. Encontrar algo novedoso resulta casi imposible. Confieso que si veo como novedad un libro más sobre monstruos, un poema "convertido" en album, niños que no quieren dormir (¡hay monstruos bajo la cama!), versiones de cuentos clásicos, ¡una nueva caperucita! o abuelos y abuelas (¡y con alzheimer!) me pongo a llorar.

Lo que ocurre con esta cantidad de libros es que, cada vez más, los otros libros, los que se quedan viejos porque no son novedad se van perdiendo en los catálogos y nadie habla de ellos salvo si son reeditados, o "rescatados", o puestos en nueva edición. Esta dificultad de hacer circular libros maravillosos me recuerda a una escultura -muy poco original, tengo que confesar- donde se construía un muro en cuya base había un libro.  Llamada por algunos (pero no por el autor) como el impacto de un libro, para mí la imagen fue clarísima y me recordó a esos libros que se quedan atrapados bajo la montaña de novedades, sin poder salir de ahí...


Jorge Méndez Blake
Aunque nos cueste reconocerlo, los libros para niños pertenecen a una industria en la que están involucrados muchos actores y, ya todos sabemos la importancia de los mediadores en este entorno. Sin embargo, esa aplastante realidad significa que:


  • Los libreros aguantan poco tiempo con las novedades, salvo los libros que se van vendiendo
  • Los críticos y especialistas están más pendientes de las novedades que de los "fondos de armario" como dirían en moda.
  • Los distribuidores demandan novedades con regularidad: es la máquina para hacer dinero efectivo
Este sistema representa para los editores (y creadores) un continuo pedalear que, a poco que se descuiden, les llevará a pensar más en la parte comercial que en la cultural. Es decir:

  • Se minimizan los riesgos evitando trabajos innovadores o difíciles de vender
  • Cuanto más familiar el tema, mejor se venderá (sólo hay que ver la cantidad de editoriales que de repente tienen libros sobre las emociones en sus cuidados catálogos)
  • Los autores e ilustradores tienen que publicar varios libros al año para atender esta demanda
  • Los temas se repiten descaradamente
  • Apenas se promocionan los libros
  • Casi nunca se sabe lo que se va a publicar en los próximos meses (haga la prueba: entre a su editorial favorita y trate de buscar lo que va a salir en febrero o marzo)
  • Los grandes medios han dejado de leer (y reseñar) novedades

Alicia Martin, Biographies

Sin embargo, los mediadores podemos hacer algo para ayudar a detener este ritmo (o aminorarlo), y propongo dos sencillas ideas:

1 Repasar los catálogos de las editoriales (¡que las editoriales tengan sus catálogos en papel por favor!). Preparar bibliografías acudiendo a catálogos físicos o virtuales (yo suelo usar y recomendar para búsquedas Lupa de cuento y canallector ), que hemos señalado, marcado, repasado y re-mirado. Eso nos ayudará a tener una mirada más fresca y hasta original sobre la producción, poner en diálogo muchos libros y recordar autores que nos gustaron.
2 Recomendar libros de hace mil años. Si son maravillosos ¿por qué no seguir hablando de ellos? Conozco mediadores que tienen un canon personal de no más de treinta libros que no son novedades: recordando y recomendando estos libros se les vuelve a dar vida, a encontrar nuevos lectores, a crear relaciones especiales entre los niños y los libros. (Además: a un editor le da igual vender un libro que acaba de publicar que uno que tiene siete años en el catálogo. Si los libros del catálogo se venden, se mueven por librerías y se siguen comprando, le estaremos garantizando al editor un ingreso que le permitirá editar menos o incluso apostar por libros de otra índole). 




Sobre este tema de la producción editorial apareció una nota hace poco:
La literatura infantil en España ¿va bien? 






Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...