lunes, 22 de agosto de 2016

“Para mí siempre ha sido muy importante hacer libros realmente destinados a los niños” Entrevista a Verónica Uribe (ediciones Ekaré



Durante el curso que imparto en Gretel de la Universidad Autónoma de Barcelona, Editar para niños: cómo se construye un catálogo, el último trabajo que les pido a los participantes es una entrevista con un editor. Bernardita Cruz eligió para preguntar a Verónica Uribe, corazón y alma de Ediciones Ekaré, editorial a la que acompañamos desde aquí con mucho cariño y admiración. Por eso no pude resistir pedirles autorización para compartir esta excelente charla con nuestros lectores. A Verónica la conocí en Chile en un ya lejano 1997, pero aquel año se inició una bonita amistad que todavía hoy se mantiene hoy. Mi admiración por su talante y buen hacer ha crecido a lo largo de los años, y su catálogo, ejemplar y siempre innovador, un estímulo para mi trabajo. Desde la sede de Ekaré Sur sigue una intensa tarea incorporando temas y asuntos chilenos. Según leía esta entrevista me parecía estar viéndola delante de mí y hablando conmigo, como siempre, con gran generosidad.

jueves, 14 de julio de 2016

Cómo escribir un best-seller para niños (y no morir en el intento)

¿Qué escritor o escritora no ha sufrido al abrir el sobre de su liquidación de derechos? ¿Quién no ha pensado en escribir un gaturro, un diario de cualquier tipo de Greg, un capitán calzoncillos, o descubrir el secreto de Geronimo Stilton para fabricar libros que produzcan la tranquilidad de poder pagar las facturas y darse alguna que otra alegría? Si, estamos de acuerdo: la mayoría de los best-sellers para niños nos dejan indiferentes, son una plaga a la que hay que combatir, ¡odiamos que existan! ¡son perniciosos para la lectura!... pero, como sufridos escritores, ¡quién no superara alguna vez la cifra de los 10000 ejemplares vendidos! ¡Quién fuera un Juan Muñoz y tuviera un Fray Perico y su borrico para vender más de medio millón de ejemplares y comprarse unas parcelitas en Ávila....!
Claro que revisando la lista de los best-sellers de todos los tiempos, no siempre han sido obras que muchos escritores firmarían con su nombre auténtico. A propósito de este tema, tuve por fin tiempo de leer un libro largamente postergado: Código best seller. Las lecturas apasionantes que han marcado nuestras vidas (Temas de Hoy, 2011) del periodista cultural Sergio Vila-Sanjuán, a quien leo con mucho gusto en sus columnas del diario La Vanguardia.

jueves, 7 de julio de 2016

El mar, el mar: LISTAMANÍA con 5 maravillosos libros sobre el mar

Daniel Piqueras Fisk, Glup
En sus memorias, el gran creador Tomi Ungerer recuerda un momento de inflexión en su vida: cuando vio el mar y su horizonte. Es el capítulo con el que cierra uno de sus libros de recuerdos. El día en que fue a una boda lejos de su pueblo y vio el mar por primera vez. Lo cuenta así: 
El descubrimiento del mar fue la revolución más grande de mi vida. Me ofreció la línea del horizonte. Una línea sin quebrar, una superficie sin iglesia, sin fábrica, una divagación de ondas, una serenidad vibrante, lúcida, sin mentiras.
 Alrededor del mar se han tejido historias, sueños, promesas y grandes dramas. La mitología, la literatura, se han inspirado en el mar muchas veces para hacerlo protagonista. Conrad, Defoe, Salgari, London, Verne, Melville... son apellidos que asociamos a grandes aventuras marinas. En lo que respecta a libros infantiles, son muchos los títulos que aparecen casi sin pensar: La aventura formidable del hombrecillo indomable; Donde viven los monstruos; Los Melops; Buenos días, querida ballena; Flotante; Nadarín; o La Ola muestran a los más pequeños ese lugar de retos, aventuras, ensoñaciones, peligros y evocaciones. Porque ¿quién no recuerda su infancia y esas largas horas en el sorprendente mundo de una playa?

lunes, 20 de junio de 2016

"¿Cuándo crecen los pechos?" "¿Para qué sirve el deseo?" "¿Qué es la masturbación?" CUÉNTAMELO TODO. El libro que responde a las preguntas de los niños

Toda pregunta encierra una promesa. Y, si se responde, el regalo puede ser enorme. Si esa pregunta es sobre uno de los temas más fascinantes (y menos respondido), se convierte en todo un reto para el que escucha. Pero también sabemos que las preguntas de los niños, a ojos de un adulto, son un regalo. Y con esa base ha trabajado la especialista alemana Katharina von der Gathen en sus talleres escolares de educación sexual. La dinámica es la siguiente: los niños tienen una discreta caja abierta antes de que llegue Katharina. Saben que pueden depositar ahí sus preguntas, cualquier pregunta sobre sexo, para que ella les responda. El reto de ella -y su promesa- es que contestará a todas las preguntas. Es un reto enorme pues los niños a los que visita, estudiantes de tercero y cuarto de primaria, pueden dejar todo tipo de inquietudes sobre el sexo, el amor, el cuerpo y las relaciones entre sexos. 
Mientras muchos adultos miran hacia otro lado cuando escuchan estas preguntas, ella les mira de frente y busca la respuesta más adecuada, incluso si la pregunta es: "¿si te quedas embarazada y no quieres tener el bebé, qué pasa?"

viernes, 20 de mayo de 2016

Pequeños rebeldes (o sobre la dulce literatura para niños actual)

Max y Moritz
En la actualidad la mayoría de los libros para niños parece haber salido de una pastelería: lucen bonitos, están bien hechos... y son excesivamente dulces. En las raras ocasiones en que sus personajes son niños –y no animales o adultos– se trata de niños buenos, que ayudan a los mayores, que confirman la validez de determinados valores y que hasta dan la impresión de saber más del mundo que los propios adultos. Esos mismos adultos que insisten en que los pequeños crezcan con estas lecturas. En el extremo opuesto, pienso en lo mucho que a los pequeños lectores les gustan los personajes que son niños malos. No es difícil adivinar por qué se abre una brecha entre el exitoso (y despreciado por los adultos) Diario de Greg y los libros buenos y bonitos que los mediadores se empeñan en que los pequeños lean: Greg dice las cosas que piensa sin importarle la opinión de los demás.

lunes, 9 de mayo de 2016

¡Pobre Frida Kahlo! Sobre la biografía como un (bello) género

Il. encontrada por la red...
Si Frida Kahlo levantara la cabeza y viera los libros escritos sobre ella para niños, seguramente soltaría una barbaridad por esa linda boca que tuvo. Es más, seguro que iría personalmente a casa de cada uno de los que han hecho los libros para decirles algo más contundente cara a cara. Y es que hay que ver cómo, pobre Frida Kahlo, su nombre se ha puesto de moda y ha llegado a las bibliotecas de los niños de cualquier manera. Cuando veo estos libros entiendo que un género tan hermoso como la biografía sea despreciado en nuestra cultura. Todo comenzó con un libro de los que voy a comentar que me puso colorada como un tomate. Me dio vergüenza ajena que una figura tan poderosa y contundente como la de Kahlo se trasformara en una vulgar caricatura. Entonces decidí leer con atención otros libros dedicados a esta singular mujer. Las biografías para niños, como dijo Marc Soriano en su monumental La literatura para niños y jóvenes (Colihue) "son necesariamente más simplificadas: las mejores de entre ellas son sin embargo las que tienen más matices y las que dan a los lectores la idea de una complejidad de factores sociales e inconscientes, sobre todo cuando se trata de un artista". Algo que no aparece para nada en los libros que voy a comentar (excepto en un par de ellos).
Marc Soriano sigue diciendo, a propósito de este género: "El niño tiene una tendencia natural a simplificar: de un lado los buenos, del otro, los malos. Una biografía rica puede ayudarlos a diversificar sus juicios y también a controlar mejor sus propios sentimientos".  Yo añadiría: hay editores que tienen una tendencia natural a simplificar. Y quiero contar por qué.


En primer lugar descarté todos los libros orientados a hacer actividades. En ese caso, da igual lo que se cuente: la obra sirve como excusa para poner a trabajar "creativamente" a los niños: pinta como ella, dibuja eso tú también, etc.  También descarté algunas biografías noveladas que se inspiran en algo de la vida del personaje para crear un mundo paralelo. En este caso, en la bella obra de María Baranda, Frida Kahlo (una historia posible) (Anaya) el narrador sabe todo y dirige la orquesta de figuras y elementos para inventarse una infancia (posible) en la vida de Kahlo. Todo muy bien escrito, con una prosa elegante, pero que mantiene una permante duda pues es difícil separar la verdad de la ficción.
Otro libro en esta línea es el de Vanna Cercenà, Frida Kahlo, con ilustraciones (por decir algo) de Marina Sagona (Laberinto). Libro que pertenece a la colección "Sirenas" que busca presentar modelos de mujeres "que han marcado etapas fundamentales de la historia" como lo son sin duda, Maria Callas, Marilyn Monroe o Mata Hari. En esta biografía novelada me llamó muchísimo la atención que a la escritora debió de impresionarle bastante la vida de su retratada. Combinaciones de palabras como "tempestad de dolor", "cosas secretísimas" "entusiasmos", "sufrimientos", "noches interminables" o "escalofriantes detalles" aparecen página tras página como si relatar una vida tuviera que estar acompañada de todos estos superlativos.  Otro libro novelado es A Frida le gusta su tierra de Silvia Sirkis (Editorial Arte a Babor, Buenos Aires), donde Frida aparece como una mujer doméstica cuya vida parece transcurrir únicamente en su casa con sus dolores. Ni una línea a sus actividades políticas, ni una línea a su compromiso con la izquierda y los desfavorecidos. Vestidos, decoración de la casa, y el folclor mexicano. El último de los descartados es Frida de la colección "Miranda" publicada por Edelvives, con ilustraciones de Thilopía. Una serie dirigida a niñas en la que una niña hace un resumen a su manera de la vida de Frida Kahlo. Un libro que se enfoca en las cosas de las niñas, en su mirada y en presentar a un personaje absolutamente despolitizado que incluso termina así: "lo que me encanta de la historia de Frida es que, gracias al accidente que tuvo, llegó a ser la gran artista que fue". Menos mal, menos mal que tuvo el accidente ¿no?

Después del descarte de estos libros, quedó un corpus interesante. Quizá la obra más relevante es la de Jonah Winter con ilustraciones de Ana Juan, Frida (Alfaguara, 2003 -lamentablemente descatalogada-), en la que un breve texto da cuenta de una vida variada, rica, emocionante y con muchos resquicios por los que se cuela el arte y la creatividad en la conformación de una personalidad como la de esta artista mexicana. Es muy interesante, en este libro, cómo un texto tan sencillo es capaz de ir directamente al corazón de la artista, cómo muestra que la imaginación es un escape para la realidad de la pintora, cómo con frases llenas de poesía ("pinta lo que ve con su corazón por encima de lo que ven sus ojos") nos dice más de la vida de la artista que largos párrafos. Las delicadas ilustraciones de Ana Juan no pretenden imitar o copiar, ni mucho menos recrear los cuadros de la artista, sino que reinventan una estética que va de la mano con la de la ilustradora. Para ser una obra para los más pequeños, es un modelo de cómo retratar una vida.










Otro libro que pasó la selección por los pelos es El mundo mágico de Frida Kahlo  de María J. Jordà (Océano Travesía). Y digo por los pelos, porque las numerosas actividades me hicieron pensar en descartarlo en un primer momento, pero creo que es interesante comentarlo porque la autora utiliza la primera persona. Y sí, la primera persona sería más para novela, sobre todo cuando la propia Frida nos dice desde la contraportada: "Hola, soy Frida Kahlo, la artista mexicana que pinta autorretratos. ¿Sabes que de joven quería ser médico? ¿Y que me casé dos veces con la misma persona? Lee este libro y descubrirás cómo me convertí en una gran pintora." Es arriesgado el uso de la primera persona en una biografía de este tipo: ¿cómo diablos se las va a apañar para contar su propia muerte? Claro, no puede. No la cuenta. Pero qué más da ¿no? El popurrí de cosas que aparecen aquí (biografía pero incompleta, libro sobre arte pero raro, libro de actividades) parece provenir de una idea simplificada de lo que los niños pueden entender sobre la vida humana y sobre el arte. O, quizás, simplemente, se busca un mercado comercial y escolar a la vez.  Por un lado me pregunto qué tiene de mágico el mundo de Frida para que se use en el título (no se explica dentro dónde está la "magia") y por otro lado tengo que confesar un poco de vergüenza al leer a la propia Frida comentando alegremente su propia obra. ¡Hasta ella misma se responde! Y, además, hay que decir que, en este libro, Frida Kahlo analiza mal su propia obra. Pero qué se puede esperar cuando alguien escribe en su nombre frases como ésta: "¡Por fin obtenía el reconocimiento de mi país!"


Frida Kahlo se ha convertido en un auténtico merchandising: lamentablemente, la falta de control sobre los productos derivados de su obra hace que una sencilla búsqueda en google nos dé una catastrófica serie de resultados que abundan en lugares comunes. Pero Frida Kahlo está de moda, y los libros para niños quieren también tener una parte de este rico pastel. Libros sobre mujeres, sobre arte, sobre personalidades inquietas... asusta ver la enorme parte comercial que la propia artista despreció en aras de una exquisita y sentida creatividad. Algo que no se refleja en todos aquellos que replican, una y otra vez, los lugares comunes y más estereotipados de su vida y obra.



Otro de los libros revisados acaba de salir en una editorial que se apunta a las colecciones sobre mujeres. La editorial Alba abre una serie titulada "Pequeña & Grande" y en la que, por supuesto, no puede faltar nuestra querida Frida. El libro está firmado por María Isabel Sánchez Vegara e ilustrado (otra vez lo digo por decir algo) por Gee Fang Eng.  Sin duda, no puede haber un reto mayor que ilustrar un libro sobre Frida Kahlo. Su mundo es tan potente y personal, tan rico y exótico, que es muy fácil tomar de aquí y de allá unas cuantas cosillas (las cejas, los monos, los collares, y sus trajes) para hacer un pastiche a todo color que nos da, como resultado, una obra "alegre" y hasta divertida, muy apta para las pequeñas mentes de los niños que verán como un modelo a seguir a estos grandes creadores.
Pero lo más interesante de este libro es que está escrito con rimas. Cada página, de las 28 que tiene, incluye dos frases rimadas del tipo: "La pequeña Frida nació en Coyoacán. / Bastaba verla para saber que era especial". ¡Ahí va esa! ¿Que por qué era especial? Que se lo pregunten a la autora o a la editora (porque seguro que hay una mujer detrás de esta serie).  Resulta maravilloso ver cómo todo se simplifica: "En un autobús se subió un dia y / ¡patapum pim pam! ¡Se acabó su antigua vida!".  Vuelvo a Marc Soriano y su idea de mostrar matices, y presentar la complejidad. ¿Dónde está? /en el más allá...


Pero hagamos un alto en todos estos libros que huelen un poco a oportunismo para hablar de uno interesante y rico, justamente, en matices. Frida Kahlo: los artistas en su mundo de Jill A. Laidlaw (Blume) expone de manera rica y variada (también ambiciosa) el mundo dentro y fuera de la pintora. Utiliza textos primarios (citas de ella, y muy bien seleccionadas, por cierto) con un discreto narrador que se toma el tiempo necesario para dar datos, información, hechos y momentos clave en la vida de la creadora. Mientras muchos libros donde se les pide a los niños que "miren" cuadros de Kahlo para contar los pinceles que tenía Diego Rivera en la mano, en este libro se invita a interpretar una obra llena de compleja simbología. También, por vez única en todos estos libros, el contexto histórico invita a poner en relación la obra con la vida, y así se habla de la Frida comunista, o de su gran compromiso en la lucha contra las injusticias. Mientras que la mayoría de los libros la pintan como una mujer ensimismada en su dolor y en su pintura, Jill A. Laidlaw esboza un potente retrato caleidoscópico apoyado en fotos, imágenes, testimonios y documentos, con los que es fácil llegar a la conclusión de que ninguna vida se puede imitar. Y mucho menos la de Frida Kahlo.  Puede que este libro sea así porque es uno de los únicos que se dirige a lectores a partir de 10 años. Quién sabe si hay vidas que no pueden entenderse antes de esta edad.


El otro libro ampliamente recomendable es la biografía en cómic del alemán Willi Blöß: Frida Kahlo. Viva México publicado por sdedicions. Es un libro de apariencia modesta, no tiene más de 24 páginas, pero la técnica del cómic y la pericia del ilustrador le permiten hacer un auténtico concentrado para mostrar una vida inquieta y llena de placer, además de los momentos de dolor. Porque Frida Kahlo fue una mujer llena de energía y entusiasmo por la vida, que supo contraponer una tragedia personal con un espíritu luchador y ambicioso.  Willi Blöß ya desde la primeras páginas habla de la implicación de Frida con los Cachuchas (algo que prácticamente nadie cita), un grupo de estudiantes anarquistas que marcaría su futuro político. Desde muy temprano también se muestra la bisexualidad de esta mujer, algunas de sus habituales mentiras, su manera de relacionarse con Diego, sus viajes, sus abortos, sus amantes. Su muerte llega después de la protesta contra el golpe militar en Guatemala, y su entierro es un caos que hubiera disfrutado cuando unos estudiantes colocan una bandera del partido comunista sobre su féretro. El final más impactante sobre esta mujer y que resumen bien su ironía y hasta humor, lo ofrece este libro: "Había pedido ser incinerada, para no tener que estar tumbada nunca más". Es curioso que dos de los únicos libros que recomiendo, están escritos por extranjeros. Tal vez fuera de nuestros países se trata con más respeto y consideración a este gran personaje. 


Pero quisiera retomar la idea de las vidas "ejemplares", como parece que está situada Frida Kahlo en los libros para niños (¿para niñas?), y comentar el último libro de esta entrada: Frida Kahlo, de Nadia Fink con caricaturas (perdón, ilustraciones) de Pitu. El libro pertenece a una colección de la editorial argentina Sudestada que se apunta igualmente a la oportunista moda de libros para niñas sobre mujeres, etc. La colección, de hecho, se llama Antiprincesas.
Lo que sorprende de este libro es cómo lleva de la mano a sus lectores. Con preguntas que la autora responde (¿por qué nos gusta tanto Frida y todo su arte colorido? / ¡Porque viene de una familia trabajadora!) o ritmos que impone ("Pero no nos adelantemos...). También por la cantidad de ausencias y de cosas no dichas: en un momento se habla de su novio Alejandro, pero ¡zas! este desaparece de repente (¿por qué mencionarlo entonces?) o la completa ausencia a su compromiso político y a una vida liberal proveniente de un contexto histórico muy complejo y difícil de resumir en un libro de 26 páginas -aunque otros lo consiguen con menos-. Si hay algo muy seductor en la vida de Frida Kahlo es, justamente, este compromiso, con su país, con una clase social por la que lucha, y con su propia obra, a contracorriente de las modas. La autora de este libro mezcla de una manera arbitraria (y ciertamente manipuladora) el "mundo de colores" con la vida llena de accidentes; su frustración maternal con un final heroico y un detenido recorrido por la vida amorosa (asuntos, me temo, más propios de las novelitas romáticas para princesas que de una auténtica biografía). Quisiera preguntar a las mamás que cuentan este libro a sus hijas con la ilusión de alejarlas de un modelo "princesa" ¿de veras quieren que sus hijas sean activistas políticas, comunistas, lesbianas, cornudas y que pongan los cuernos pero también, artistas y pensadoras? 
Las últimas páginas de este libro están dedicadas a calmar ansiedades: actividades para dibujar una mascota, autorretratos, juegos de palabras y, desde luego, "recrear" cuadros de la artista, como ha hecho Pitu en este libro donde no hay más que un cuadro auténtico mal reproducido y encima cortado en pedazos.




Por último, hablar un poquito de la parte gráfica. Eso sí que le dolería ver a Frida Kahlo, tan exigente con la estética. Tipografías cambiantes sin justificación, cursivas y negritas que no dan ningún orden, y una estética que no puede estar más alejada de la paleta de pintura de la artista.

La verdad, estaba pensando mientras releía estos libros y escribía estas líneas que necesitamos una buena biografía nuestra de Frida Kahlo, una que la respete y no la encorsete (¡ya bastantes corsés tuvo!), que muestre las aristas de una vida compleja en su singular contexto histórico, que explique en qué consiste ser transgresor según la época en la que vives, y que le devuelva su singularidad, su potencia, su creatividad y hasta la hagan decir: "¡pinches cabrones!". Para estereotipos, ya tenemos suficientes con las princesas de Disney.

jueves, 28 de abril de 2016

Los cursos de literatura infantil online se abren de nuevo...

¡Volvemos a abrir la escuela!

Me encantan los cursos de tu escuela, el sistema y la modalidad –Carolina

En esta ocasión repetimos dos cursos muy queridos y añadimos un curso nuevo para los que quieran seguir formándose.
Continúan con nuestro formato "corto e intenso": cursos de una semana (o dos) de duración con foros dinámicos y una comunidad de lo más interesante...


Nuestro profe invitado Pep Bruno, repite la primera edición de ¡Qué bello es escribir! I. De este curso nos han dicho los que lo hicieron:

Me llevo una valija llena de hermoso contenido, propuestas de trabajo un montón y mucho para pensar e investigar – Marcela

¡¡¡Que pena que esto se acabe!!! Gracias a Pep y a todos y todas las participantes, han salido muchísimas propuestas, que poco a poco intentaré ir introduciendo en mi aula, ya he puesto en práctica alguna de ellas. –Cristina

El curso fue apenas una entrada, queda uno con las ganas del plato fuerte, del postre y del aperitivo. Pep fue un placer "escuchar" sus propuestas y sus opiniones. – Claudia Patricia
Este curso se realizará del 16 al 22 de mayo. En este link tienes más información y puedes inscribirte. El precio es 25€  

Los cursos que impartiré yo (Ana Garralón) son:
Tiempos Modernos. Introducción al libro informativo.  Los que hicieron la primera edición de este curso nos dijeron:
En cuanto a valoración, pues un 10, así como suena. Buenos contenidos, bien organizados ¿qué más se puede pedir??Teresa


Hola Ana, he pensado mucho qué decirte, un curso maravilloso, desde todo punto de vista: jugoso, profundo, con debate (más bien intercambio diría yo) en estos tiempos donde es tan fugaz la información, donde todo parece corto, o no sabemos dónde mirar. Realmente nos llenaste de contenidos, se necesita mucho más tiempo para disfrutar y reflexionar con todo lo que nos diste.(…) Además percibí tu voz, eso es lo que intentamos descubrir en cualquier texto ¿no?Carina


Las clases y el curso me ha parecido muy muy asequible, en todos los sentidos, pero más exactamente me refiero a que, aunque sí se me han acumulado las clases, ha sido muy sencillo ponerse al día y llevar el curso en el tiempo planteado.
Los temas muy sencillos donde, para mí, la densidad está en esa cantidad de libros citados, y que estoy deseando leer, ver, hojear para poner en práctica esta nueva mirada crítica que se me ha puesto después de leer las clases.Laura
 Este curso se impartirá del 6 al 19 de junio (son dos semanas). En este link puedes encontrar información detallada y la inscripción. El precio de este curso son 50€.





¡Y el curso nuevo, tan esperado! La ventana indiscreta: fotografía y libros para niños. Un curso para explorar cómo la fotografía (en especial la creativa) aparece en los libros infantiles: cómo una mirada da una vuelta expresiva a las posibilidades técnicas. Lo que se ha hecho desde los años 30 y lo que se está haciendo ahora...  




Este curso se impartirá del 20 al 26 de junio. En este link tienes un abreboca para animarte. El precio son 25€





¡No te lo pienses más! Te van a encantar...


Fue maravilloso y pienso anotarme en otros durante el año -Carina



lunes, 25 de abril de 2016

Lo que Chile esconde... (y seis estupendos libros de regalo)

En 1995 viví durante un año en Santiago de Chile. No eran buenos tiempos en aquel país donde todavía se percibían las tensiones de la joven democracia. Tampoco facilitaba mucho que lo más moderno que había en esa época era el fax. Sin embargo fue un año emocionante en el que hice dos amigos todavía muy queridos, Manuel Peña y Verónica Uribe que tuvieron la ocasión de compartirme su ciudad. 

En octubre del año pasado fui invitada por Gonzalo Oyarzun, subdirector del Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas (SNBP), para dar la conferencia inaugural del seminario anual, que se celebraría en la ciudad de Santiago. Fue un momento muy emocionante, volver después de 20 años, pero aún más impresionante fue ver el gran movimiento en torno a la literatura infantil, la cantidad de gente haciendo cosas en favor de la lectura, y el entusiasmo y alegría que se percibían en la ciudad, ahora nueva para mí. Fueron diez días nada más. Diez días trepidantes, a veces con varias actividades en un día en las que percibí esta gran actividad y en los que pude apreciar el trabajo de varios colectivos. Y todo ello es lo que quiero compartir y, sobre todo, agradecer.

lunes, 18 de abril de 2016

"Vivimos en un mundo cruel. Los niños deben luchar para llegar a sus fines. Las tías aplastadas son una fantástica compensación" Gracias, Roald Dahl


Para muchos, Roald Dahl es un provocador y un moralista que alienta a los jóvenes lectores a enemistarse de antemano con el mundo adulto, retratado de manera injusta y desproporcionada. Pero Dahl ha sabido escapar de esta opinión de "especies de mujeres desagradables que no tienen sentido del humor" afirmando que el poder de liberación de este humor con frecuencia devastador le permite al niño exteriorizar por la vía de ficción sus propias angustias y el peso generalmente insoportable de lo no dicho o que no se puede decir. Porque, ¿ qué importa que unas tías profundamente desagradables acaben aplastadas por el peso de un melocotón gigante si eso permite al pobre James huir de su tiranía? ¿O que Jorge, temeroso de su abuela, "una vieja egoísta y regañona" le prepare una maravillosa medicina que la hará desaparecer? Lo que importa en los libros de Dahl es siempre el niño, generalmente hábil, inteligente y atrevido que, en ocasiones, tiene poderes mágicos; "vivimos en un mundo cruel. Los niños deben luchar para llegar a sus fines. Las tías aplastadas son una fantástica compensación". Y sin duda, su conocimiento del mundo de la infancia y el recuerdo de la propia le lleva a escribir cuentos en los cuales los niños adoran todos los personajes y situaciones exageradas, incluso en las dos mil cartas que recibía semanalmente en su casa de campo los niños siempre le comentan con entusiasmo estos aspectos.

domingo, 10 de abril de 2016

Ediciones Ekaré, premio BOP en Bolonia: Chamario, de Eugenio Montejo, ils. de Arnal Ballester, uno de mis favoritos

La editorial Ekaré ha ganado, en la Feria del libro de Bolonia, el premio BOP que celebra el trabajo de una editorial latinoamericana de libros para niños.
Es una editorial que me acompaña desde hace muchísimos años (no puedo decir desde sus comienzos, pero sí desde los míos), y admiro el equilibrio que tiene su catálogo, el cariño con que publican cada libro y su relación con los autores, a los que miman y alientan con su excelente equipo de editores (o, más bien, editoras).  Estuve ojeando el bonito catálogo nuevamente y pensando qué libro elegiría para celebrar este premio. Y no me cupo ninguna duda: Chamario es el ejemplo perfecto del estilo de esta editorial. Un autor venezolano con un poemario (Venezuela fue el país donde se fundó la editorial) y un ilustrador catalán, Arnal Ballester, que reside en la misma ciudad donde tienen actualmente una de sus oficinas. Es uno de los muchos diálogos que podemos establecer en este catálogo. Y aquí va esta reseña.

miércoles, 6 de abril de 2016

Salir de casa: emigrar, inmigrar. Algunas reflexiones sobre literatura infantil

Chiara Carrer
Es difícil sustraer la mirada y el pensamiento de las noticias que llegan cada día con los cientos de desplazados buscando un lugar nuevo para vivir. El ser humano se ha movido desde que estiró las piernas: unas veces de manera voluntaria, otras por obligación. Sin embargo, los procesos de adaptación son muy diferentes y la literatura infantil ha reflejado esto muy bien. Es muy fácil hacer una lista de libros para niños donde los protagonistas salen de casa en busca de aventuras o porque, simplemente, tienen que hacerlo. Pero las migraciones reales son otra cosa.  Y así, una tarde lluviosa, miré algunos libros sobre este tema.

lunes, 28 de marzo de 2016

"Abro la ventana a la noche / y la noche se hace violeta": tres libros sobre poesía para mediadores

Es siempre una alegría cuando un especialista comparte sus "saberes" a los demás. Los buenos libros de teoría sobre algo, en especial sobre LIJ, iluminan, inspiran y abren muchas puertas. Eso es lo que pasa con los libros que voy a reseñar hoy. Son muy especiales pues provienen de la experiencia de quienes los escriben y dicen  mucho sobre su larga práctica en el tema. Aunque uno de ellos no está orientado a la literatura infantil, los consejos y la visión que desprenden, son una maravilla para aquellos interesados. Los libros sobre los que voy a hablar están dedicados a entender y practicar la poesía. Pero a entenderla desde dentro y a escribirla desde nuestro corazón. Unas joyas que todo mediador debería leer con lápiz en la mano y calma para aprovechar todo lo bueno que sugieren.

El primero de ellos es del escritor mexicano Hugo Hiriart (aquí hay un link a artículos suyos y sobre él en la revista Letras Libres) Cómo leer y escribir poesía (México, Tusquets). Con este título tan contundente uno se espera una serie de consignas  para hacer poemas, pero nada más lejos de la realidad. Basta comenzar a leerlo para detectar que su viaje está dedicado a "fomentar entre nosotros, sobre todo entre los jóvenes, la apreciación y el cultivo del viejo y prodigioso arte de las palabras musicales". Un viaje hacia adentro, pues. Hacia la esencia de la palabra que es la artífice de la poesía. El libro nace de una experiencia del autor cuando tiene que ir a Estados Unidos a enseñar español. Piensa (y bien) que una buena manera es hacerlo desde la poesía. ¡Nada de tediosas lecciones de gramática! ¡Todos a usar la lengua! Y añade:
"La mejor manera de apreciar la poesía es aprendiendo a jugar el juego de hacerla, no para ser un gran jugador y batir récords, sino sólo porque gustar de la poesía, de ese latido peculiar de lo humano, de esa forma de cargar la experiencia de singular intensidad, ya como poeta productor, ya como simple lector consumidor, es, de verdad, añadir una dimensión de alegría y felicidad a la vida de todos los días.

El libro es una delicia de principio a fin. Con ese estilo tan cercano, Hugo Hiriart va recorriendo, en breves capítulos, los asuntos más importantes que atañen a la poesía. Las palabras ("Las palabras, como las personas, tienen individualidad, hábitos, familia, historia, y son raras o comunes, ilustres o bajas, sutiles o tontas, y esto nos interesa especialmente, son hermosas o feas").  Seguidamente propone entrar en lo que él llama el "jardín de los juegos" para ir descubriendo poco a poco la potencia de las palabras cuando se las compara, se las asocia, se les otorga tensos significados, capaces de producir una revelación, como ocurre con, por ejemplo, las metáforas. Luego va desgranando, sílaba por sílaba, lo de la intimidad y la interioridad, la musicalidad, el ritmo, la rima, y así va in crescendo hasta llegar a los romances, los corridos mexicanos, los haikús y de ahí, con prodigiosa elegancia, salta a los endecasílabos. Cada capítulo, además, está aderezado con ejemplos que le sirven para hacer agudos y finos análisis. Cierra el libro una serie de páginas dedicadas al "Método infalible para escribir poesía", páginas juguetonas que buscan soltar la mano. Porque ya antes ha dicho que para escribir poesía de verdad hace falta algo más que palabras:
"Bueno, este es el método que he llamado infalible para escribir poesía. No es un método para escribir buena poesía sino simplemente para soltar la mano, alertar y estimular, vencer inhibiciones y pasmos, y escribir poemas.

Mi libro tiene tal cantidad de subrayados (en rojo) que harían palidecer a cualquier amante del cuidado del papel. Debería estar en cualquier estantería de un mediador de la lectura, de un escritor, o de un amante de las buenas letras, pues nunca con tan poco se escribió tanto y tan bien sobre el tema.


El segundo libro es de la escritora y docente uruguaya Mercedes Calvo, Tomar la palabra. La poesía en la escuela (México: FCE, 2015). Mercedes Calvo, además, ganó el Premio Iberoamericano de Poesía que convoca la Fundación para las Letras Mexicanas con su poemario Los espejos de Anaclara,  y tiene un blog Palabras en los ojos que vale la pena seguir.  Lo que Calvo propone aquí (y muy bien) es volver al significado de la palabra poesía, darle el lugar que merece. No un lugar para que la poesía esté frente a los niños, sino junto a ellos. Y un lugar para separar la poesía del poema, para decir que la poesía está en la mirada, es creación, y es más que ese lenguaje que se suele analizar de manera exhaustiva con los niños, sin permitirles experimentar el gozo de un sentimiento.

Mercedes Calvo, quien ya había publicado un texto sobre la poesía (Poesía con niños, Conaculta), amplía aquí muchas ideas esbozadas en aquel libro. Recuerda la importancia de los mediadores en hacer un esfuerzo, dentro de la escuela, para que olviden un poquito toda la parte de "enseñar" (estar "frente a los niños") y se concentren en estar junto a ellos para compartir esos momentos donde la poesía alza su vuelo.
Para explicar la situación de la poesía en la escuela nos ofrece un interesante capítulo dedicado a la relación histórica que ha tenido la poesía en este espacio: numerosos ejemplos ponen de manifiesto la dificultad de cambiar esa idea de "perder el tiempo" o estar, simplemente, jugando, para darle el valor real que tiene. Un valor ligado a las sensaciones, emociones e ideas.
"Un poema siempre está diciendo algo diferente: no sólo cuando lo leen dos personas distintas sino cuando nos acercamos a él en diferentes momentos de nuestra vida. Y es importante que el niño pueda sentirlo así.

 Calvo, además, enlaza su atenta mirada al género con algo intrínseco a lo literario y lo educativo: la educación verdadera es acción del hombre sobre el mundo para transformarlo. Y, para ello, primero debe transformarse al maestro. El último capítulo es un hermoso recorrido por la práctica docente con niños: a raíz de su trabajo como docente a lo largo de muchos años, ha descubierto cómo los niños ejercen su mirada hacia lo poético, cómo la crean, y cómo el lenguaje va más allá de la palabra para expresar.

Unas reflexiones capaces de sensibilizar a los lectores sobre el poder de la poesía, de ayudarles en su quehacer cotidiano, y brindarles nuevas perspectivas sobre la poesía. Me ha encantado encontrar en este libro muchas citas acertadas, estar leyendo a viejos amigos literarios como Freinet, Gaston Bachelard, Emilia Ferreiro, Graciela Montes, Ana Pelegrín, Donald Winnicot y hasta tiene la habilidad de que encontremos a Sontag y Slotedijk acompañándola en su mirada.

Abro la ventana a la noche / y la noche se hace violeta -Valentina, en un taller con Mercedes 



Después de leer estos dos libros seguramente nos entrarán ganas de ampliar nuestro repertorio. Y aquí viene la tercera sugerencia de lectura: Dos orillas y un océano: 25 autores iberoamericanos de poesía para niños y jóvenes coordinado por Sergio Andricaín y Pedro Cerrillo y publicado por el CEPLI en coedición con la Fundación Cuatrogatos.  Una cuidada selección por lo más interesante de la poesía contemporánea iberoamericana.
Cada autor tiene una breve presentación y responde a tres preguntas sobre su relación con la poesía. Además, uno de sus libros es reseñado y se ofrece una poesía. La edición, a todo color, es muy cuidada y, lejos de parecer un catálogo, a mí me parece que encierra una bonita antología de poemas que dialogan con sus autores.
No me resisto a poner algunas frases de los entrevistados:
"Para mí la poesía es lo incierto, es el lugar donde suceden todos los abismos -María Baranda
"Acceder a la poesía no es solamente la lectura de un texto, de un poema, sino la comprensión de que los objetos, las personas, la naturaleza toda, constituyen un gran texto que es preciso atender y leer -Mercedes Calvo
"Leer poesía en la infancia lleva a un intercambio entre emoción y razón -Marina Colasanti
"La poesía es una forma de mirar con detención, en un mundo donde ya no nos detenemos frente a nada ni frente a nadie -María José Ferrada
"Si digo poesía digo imágenes, sensaciones, pero también cundo se convierte en poema, es ritmo, música hablada -Carlos Reviejo

Y, si tienes ganas de seguir leyendo sobre poesía, en este blog tenemos varias entradas:





viernes, 11 de marzo de 2016

Wonder Ponder, preguntarse y reflexionar. O cómo la filosofía también es cosa de niños

¿Quién, en su infancia, nunca aplastó una hormiga, ni pisó un bicho que le daba asco, o vio con curiosidad cómo otro niño atrapaba a una lagartija y se quedaba con su cola en la mano? Ahora bien, ¿qué hubiera ocurrido si alguien nos hubiera preguntado el porqué? y, sobre todo, ¿nos parecía cruel lo que estábamos haciendo? Tal vez hubiéramos bajado la cabeza sospechando que los adultos pensaban que eso estaba mal (la pregunta llega casi como un grito). Pero ¿qué pasaría si nos dejaran explorar libremente las respuestas? ¿Si hubiéramos podido decir lo que nos diera la gana? Pues que hubiéramos filosofado, aunque no supiéramos exactamente qué es esta palabra. Y esa es la propuesta de estas dos cajas que contienen un buen puñado de preguntas y que revitalizan la idea de "filosofía para niños", abandonada desde hace mucho tiempo de las prácticas escolares, familiares y hasta sociales. 

lunes, 7 de marzo de 2016

Autores sin editores (IV): el caso de Wonder Ponder y cómo unas creadoras montan una editorial exitosa

Conocí uno de los blogs de Ellen Duthie y me fascinó el buen gusto de esta mamá que parecía salir de la nada y los interesantísimos diálogos que entablaba con su hijo después de la lectura de los libros. Diálogos inteligentes, con agudas miradas a lo literario, y con la hermosa sensación de estar sentados en el sofá viendo algo querido y familiar. Luego Ellen fue abriendo más blogs ("¿cómo lo haces?" -recuerdo haberle preguntado-) y mostrando uno de sus centros de interés: la filosofía para niños. A otra de las protagonistas de este proyecto, Daniela Martagón, la conocí cuando estaba recién llegada de México para hacer el máster de libro álbum de iconi: pasamos un año estupendo descubriendo cómo su talento se amplificaba, cómo aprovechaba cada minuto y cada oportunidad para desarrollar de una manera vertiginosa su proyecto como ilustradora.

lunes, 22 de febrero de 2016

Listamania: lo pequeño (sobre todo si está escondido) es hermoso. Tres libros geniales

Que levante la mano quien no se sintió hipnotizado por aquel libro titulado ¿Dónde está Wally? de Martin Handford. Hipnotizado y tal vez horrorizado al ver la cantidad de niños que pasaban horas y horas delante de sus abigarradas páginas tratando de encontrar al escurridizo personaje. Muchos, niños y adultos, descubrían que lo pequeño puede ser asombroso y también, sorprendente. Porque estos libros llenos de detalles han gustado de siempre a los pequeños. Como si fueran adivinanzas, el juego lúdico que proponen tiene premio cuando se encuentra al personaje, pero también regala historias inesperadas, momentos asombrosos, descubrimientos imprevistos y relaciones causales entre los numerosos objetos que aparecían en una página. Hoy, a los niños, les sigue apasionando esa especie de búsqueda del tesoro en un libro, y me gustaría recomendar tres recientes libros para los amantes de la paciencia y la observación...

martes, 9 de febrero de 2016

El libro que deberías leer para saber (casi) todo sobre los libros-álbum: álbum[es] de Sophie van der Linden (Variopinta)

Si un marciano aterrizara dentro de muchos años en la Tierra y encontrara este libro pensaría que los niños que habitaron el planeta fueron a) de exquisito gusto, b) artistas, c) finos lectores, d) unos privilegiados. Porque, en verdad, la producción de libros para niños en estos últimos años ha sido de tal calidad y variedad que, en fin, los marcianos tal vez lograrían reconstruir cómo fueron, pero ahora nos resulta difícil imaginar cómo serán estos niños que en su infancia han tenido acceso a los libros-álbum. 


Lo primero que sorprende en este libro es la original propuesta de diseñar un libro, tal y como se lo suele plantear un creador de libro-álbum para explicar, justamente, el género. Porque ya hace años que el libro-álbum engloba una cantidad impresionante de libros ilustrados y la autora de este volumen, Sophie van der Linden trata, como si fuera una científica, de ordenarlos, clasificarlos y denominarlos. 

lunes, 25 de enero de 2016

Cuatro artículos que me han hecho pensar: sobre la obligación y el placer de leer, la prescripción y los libros malos

Todo el año pasado me acompañó en mis viajes (y no fueron pocos) una carpetita con unos artículos impresos. Como les pasará a muchos, cada día veo artículos, entrevistas, reportajes y textos que me dan ganas de leer pero no me alcanza el tiempo. Siempre tengo una carpeta digital donde voy coleccionando estas cosas "para leer" que, por supuesto, nunca hago. Así que decidí imprimir unos cuantos artículos largos y sustanciosos para ir leyendo durante los viajes. La carpetita me fue acompañando aún más, pues decidí que me gustaría compartir algunos de esos artículos. En uno de ellos, Neil Gaiman dice que el reto al que nos enfrentamos ahora no es encontrar esa planta escasa que crece en el desierto, sino encontrar una planta específica que crece en una jungla. Y es que, cada vez más, me parece importante rescatar de esa jungla que es la web materiales valiosos. Y, como mediadora, también me gustaría seguir el consejo de otro de los articulistas, Pep Bruno, cuando recomienda para los niños ser lectores conscientes y calmados. Si queremos para los niños espacios de tranquilidad para leer, mucho más lo necesitamos nosotros. Aquí van entonces estos cuatro artículos que me han hecho pensar y reflexionar sobre cuestiones que están siempre en nuestros debates. Para leer con calma...

jueves, 14 de enero de 2016

Vuelve la escuela online de Literatura infantil


Ya, ya está aquí la escuela online de literatura infantil. 
Volvemos con cursos nuevos y alguno conocido.
Cursos para aquellos que quieren estar actualizados, que no tienen mucho tiempo, que les gusta la variedad y tienen un presupuesto ajustado
La escuela tiene el espíritu desenfadado de anatarambana. 
Cursos de una semana o dos como mucho, con clases que te sabrán a poco y, lo que es mejor, con una comunidad donde el intercambio de ideas será muy enriquecedor. 
Ha sido una gran experiencia, no había hecho ningún curso de este tipo y me ha enriquecido muchísimo. M. Mar

Hemos preparado estos cursos:

Mariana Ruiz-Johnson
Tiempos modernos: introducción al libro informativo

El curso más esperado. ¡Por fin está aquí!

Dos semanas de trabajo (porque con una no nos alcanza), con cinco clases muy ilustradas para que parezca como que estamos sentados alrededor de los libros.

Dos semanas para ver todo lo que nos interesa: un poco de historia del libro informativo, sus definiciones, cómo funcionan las ilustraciones, los textos, los diseños, qué les hace tan atractivos y, al mismo tiempo, tan difíciles a veces de reconocer.
Cada clase tendrá un foro para debatir e intercambiar ideas.
El curso Tiempos Modernos  cuesta 50€.
Si quieres tener más información y/o inscribirte, puedes hacerlo en este link

El curso me ha encantado. 
Has cambiado completamente mi percepción de los cursos on line. - Laura

Como nos gusta mucho el trabajo de Pep Bruno, le hemos invitado a que dé un curso en esta escuela. Nos sugirió uno de escritura y la idea nos pareció fantástica. Así que su curso es:

Ket Eger
¡Qué bello es escribir! 
Escribir a partir del libro álbum

Un curso para crear textos a partir de libros ilustrados. Un curso para aquellos que trabajan con niños.

Pero también un curso para adultos que, simplemente, tienen ganas de jugar con las palabras en busca de relatos.

Este curso dura una semana, con tres amplias clases llenas de ideas y sus foros correspondientes.

¡Qué bello es escribir!  cuesta 25€
Si quieres más información puedes hacerlo en este link donde también podrás inscribirte.




Mi valoración del curso no puede ser más que positiva. He hecho muchos cursos on-line y siempre tengo la sensación de que son muy impersonales pero aquí, Ana, has estado en todo momento contestando, animando, saludando: es un verdadero privilegio, de verdad- Susana


Y el otro curso  es
Gustav Dejert
Solo ante el peligro. 
Cómo escribir una reseña de Literatura infantil

¡Vuelve este curso que tantas alegrías trajo!
Aunque nos dijeron que este curso era muy intenso, no le hemos quitado ni una línea.

Así que tenemos una semana con cinco clases que te harán pensar en qué significa escribir sobre libros infantiles, qué cualidades ha de tener quien quiera hacer reseñas y cómo puedes leer un libro de la mejor manera para conseguir compartir tu entusiasmo (o no) con tus lectores.

Los que hicieron este curso nos dijeron:

Mi valoración del curso no puede ser más que positiva- Susana. 

Ahora me quedo leyendo y releyendo los apuntes y comentarios para ponerme a practicar, y poner en palabras lo que vaya descubriendo en mis futuras lecturas. ¿Qué más podría pedir? ¡Me siento poderosa! Y eso que todavía no hago mi primera reseña.- Andrea 

 ¡Se me pasaron volando las lecciones! Creo que logra lo más importante: despertar la curiosidad y la conciencia crítica. Es el primer curso en línea que tomo, y espero que sea el primero de muchos aquí en “La escuela”.- Alonso
(aquí puedes leer  más testimonios)

El curso Solo ante el peligro dura dos semanas y cuesta  50€
Aquí tienes más información y cómo hacer la inscripción



Nos encantaría tenerte por la escuela...


lunes, 28 de diciembre de 2015

Listamanía: 4 estupendas colecciones de libros para bebés + 2 libros. ¡Todos a mirar y leer! (y tocar y jugar y cantar...)

Para aquellos que dicen que "no leen todavía" pero les fascina ver en los libros objetos familiares y extraños. Para los que gustan del momento compartido entre adultos y pequeños con un libro entre las manos. Para los que empiezan a descubrir el mundo, en una habitación. También para aquellos peques que usarán estos libros como sombrero, como algo para agitar y probar la fuerza de las manos, como algo para lanzar inesperadamente y observar que lo que hay dentro sigue ahí, esperando ser mirado otra vez. Para esa edad maravillosa en que todo está por hacer y un libro es una excelente compañía. Aquí van algunas colecciones recientes: libros robustos y pequeños a la vez, para que sean tocados y hasta mordidos.

1 Hervé Tullet es un gran maestro para los más pequeños: sus ingeniosos libros están llenos de humor, creatividad y emoción. A los libros que ya conocemos de él en Kókinos (dos de mis favoritos: Un Libro y Sin titulo), los geniales que publicó en Phaidon , o los estupendos que han ido apareciendo en la editorial Cocobooks, se añaden ahora dos más publicados en la joven editorial Patio, cuyo nombre editorial es toda una declaración de principios ("el mejor lugar para los niños"). 



¿Pequeño o grande? y  ¡Ya llego! son dos libros troquelados que juegan con la sorpresa, el movimiento, el pasar páginas como una aventura llena de emociones y suspense, como el pez que se va comiendo a los pequeños y engorda hasta que su tamaño resulta relativo al final. O el viaje de un cochecito por la ciudad hasta llegar a un lugar importantísimo... Los textos son onomatopeyas que imprimen ritmo y diversión a estas lecturas. 

¿Pequeño o grande?


¡Ya llego!
2 De la mano de la querida Mar Benegas (de quien ya hemos hablado aquí) aparece en la editorial Combel una colección llamada La Cereza, dirigida a los más pequeños, para empezar a disfrutar la rima, el ritmo, la risa y el juego. Tres títulos se han publicado: ¿Le pondremos un bigote?, Diez ardillas y Ñam Ñam, tres pequeñas joyitas para que los niños descubran el humor de las palabras, las cosas cotidianas dadas la vuelta, la sencillez de lo que nos rodea y la poesía en su estado más puro. Cada libro lleva ilustraciones diferentes (de Lalalimola, Marta Cabrol y Laurence Jammes) e incluye al final, un código QR para descargar la canción que le corresponde. Una alegría que haya creadores españoles ocupándose de los más chiquitos y una alegría que haya editores apostando por ellos.



Diez ardillas. Ils. de Laurence Jammes
¿Le pondremos un bigote? Ils. de Lalalimola


3 El sello infantil Nandibú de la editorial Milenio, tiene una colección en cartoné para los más pequeños titulada "Placeres" que ya lleva más de siete títulos y son una buena excusa para mirar dibujos llenos de detalles. Los libros están escritos e ilustrados por Roger Paré y adaptados al español con rimas sencillas. El circo, la música, la lectura, el invierno o, simplemente, cosas que nos gustan son algunos de los temas que se presentan.



4 No puedo esconder que esta colección me ha encantado. Cuatro libros escritos e ilustrados por la alemana residente en Estados Unidos Katrin Wiehle, cuatro libros que comienzan con "mi pequeño" y presentan escenarios naturales: Bosque, Estanque, Selva, y Jardín. Cuatro libros, además, hechos 100% naturales (100% papel reciclado y con tintas ecológicas ¡se puede y queda estupendo!). La editorial que los ha publicado en España es Ediciones Lóguez y estos libros divertidos, sensibles y llenos de encanto. De hecho, el libro dedicado al bosque recibió en el año 2013 el Premio Libro Alemán más Bello. Ni más ni menos: un libro de apenas 16 páginas, impreso en un papel mate marrón que contrasta de manera singular con la "belleza" de muchos de los libros para niños que se publican hoy. Y, si, es un bello libro informativo en una interesante colección.

Mi pequeño Bosque

Hay algo muy entrañable en esta serie de libros. Una ilustración sencilla y muy vivaz, con animales expresando algo más de lo que dice el texto. Un texto que va contando en primera persona, con un plural metafórico de los animales retratados, lo que le permite a la autora una mirada personal de un mundo donde todos se divierten, comen cosas ricas, descubren, juegan, echan carreras, viven en comunidad y, sobre todo, hay mucho mucho para descubrir en pocas páginas. No es extraño que estos libros sean premiados y queridos: hay montones de cariño, muchas ganas de mostrar a los más pequeños el mundo rico y variado de la naturaleza, y suficientes elementos como para mirarlos una y otra vez, sin cansarse.



Mi pequeño estanque
Mi pequeño jardín
Los dos libros extra son:


¡Voy a jugar! de Edurne Lacunza (Ekaré)
Acertadísimo recurso de utilizar un animal tan fantástico como el armadillo para crear una divertida historia para los más pequeños. Tatú decide un día ser un poco gamberrete y se enrosca para hacer que es una pelota. Sus amigos, el colibrí, el tucán, el tapir y el ocelote, entran más o menos al juego hasta que Tatú descubre su identidad. Un libro basado en el tan querido juego de los niños de intentar desaparecer que incluye animales autóctonos, lo que le da un color y una diversión singulares.





Y el último que recomendamos es ¡Buen viaje, bebé! de Beatrice Alemagna (A Buen Paso), un precioso libro de hojas semiduras, rico en pequeños detalles que harán las delicias de los más pequeños. Ya en las guardas llenas de nubes, nos ponemos a pensar que los viajes se hacen con los ojos abiertos pero también con los ojos cerrados. Porque el viaje que emprende el bebé protagonista no es ni más ni menos que el que hacen, cada noche, todos los niños: irse a la cama. Pero como es un viaje muy especial hay que prepararlo con mimo y cuidado: hay que llevar las cosas favoritas, darse un buen baño, ponerse el traje de super aventura, dar besos y conectar el juguete que permitirá la transición. Un libro delicado donde se aprecia el amor y el calor de la familia, donde se reinvidican las rutinas favoritas de los niños. La metáfora del viaje es una genialidad que revela la sensibilidad de Alemagna al pensar en los más pequeños. Todo ello con las ilustraciones de una creadora que da en este libro un estilo inimitable alejado de los tópicos que se suelen encontrar en los libros para los más pequeños. Es, por decirlo de alguna manera, el primer libro-álbum que puede encontrar un bebé. ¡Y de qué manera!
Por cierto, que este libro fue elegido en Francia, en la región de Archède, para un proyecto de promoción de la lectura para recién nacidos llamado Les bebés aiment les livres. Todos los niños recién nacidos entre 2014 y 2015 fueron obsequiados con este libro. ¡Qué regalo!




Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...