Listamanía: 18 libros informativos estupendos (con algún pero)

 


Ya no es ningún secreto que el new black, como se dice en la moda, es el libro informativo. Todas las editoriales están incorporando a sus catálogos libros para conocer el mundo. ¿Tal vez ha desfallecido un poco la ficción? Sin duda la gran profusión de libro álbum en los últimos años ha hecho descender un tanto la calidad. Tal vez ya está todo contado, tal vez resulta difícil encontrar para un público infantil nuevas maneras de contar. Sea como sea, el género de informativos se beneficia con aportaciones espectaculares, pero también con propuestas menos conseguidas.

He estado leyendo en las últimas semanas bastantes informativos publicados durante este año y me resulta difícil no hacer una selección y una pequeña nota de cada uno.

Voy con los títulos por editoriales.


 

La editorial Flamboyant publicó Construcciones animales de la polaca Emilia Dziubak (trad. Karolina Jaszecka). Un libro monumental, en toda la extensión de la palabra: tanto en formato como en la exploración del tema. 23 tipos de construcciones son presentados aquí: nidos, carpintería, nidos de saliva, alfarería, puentes, esculturas, a cuestas, interiores, subsuelo, y hasta casas provisionales. Cada capítulo ocupa una enorme doble página donde se dan cita numerosos animales de diferentes especies y lugares. Es interesante esa clasificación para observar cómo animales distanciados geográficamente comparten una misma manera de habitar el lugar. Los textos, aunque breves en comparación con el despliegue de imágenes, son interesantes y dan muchos datos, además de explicar los procesos de la construcción. Un informativo riguroso que combina el gusto infantil por las construcciones con la naturaleza y sus recursos. Un libro de los que “duran” en el tiempo.





Otro informativo de esta editorial es Tu hogar en cualquier sitio de Alba Carballal con ilustraciones de Lorenzo Sangió. Si el de Construcciones animales es ordenado y riguroso, este se deja llevar por la emoción: habla de la técnica para construir, de la cultura en las ciudades, del cerebro como primer hogar, del cuerpo humano comparado con la vida pública, y de muchas cosas más, incluida la seguridad, las nuevas tecnologías, la vida interior y exterior y los espacios íntimos donde ocurre la vida familiar. Todo sin un recorrido claro. Cada doble página enfoca un tema y presenta a un arquitecto o arquitecta o urbanista o alguien que ha pensado sobre el tema con una cita y una licencia ficcional de darle una frase extra para ajustarlo a esa página. Por ejemplo Nelson Mandela dice entre comillas: “Erradicar la pobreza no es un acto de caridad, es un acto de justicia” y abajo, también en un bocadillo y sin comillas: Pasa lo mismo con el racismo, con la desigualdad o con la pizza con piña. El conjunto, sin embargo, se lee de manera agradable y es un invitación a pensar en lo que significa un hogar, algo que hemos hecho mucho durante el 2020.



 

La editorial Thule, entre otros, ha traducido Muchacha en motocicleta de Amy Novesky con deliciosas ilustraciones de Julie Morstad (trad. Alvar Azid). Un libro que estaba en la mesa de candidatos al premio de Non Fiction de la pasada Feria del libro de Bolonia que no se consideró por ser más convencional que los que finalmente ganaron. Sin embargo, leyendo ahora la traducción fura de un contexto de competición, resulta un libro precioso donde se cuenta la historia de Anne-France Dautheville, la primera mujer que en los años setenta del siglo pasado, dio la vuelta al mundo en su motocicleta. Todo esto se cuenta en el apéndice, además de decirnos que la autora -norteamericana- la “descubrió” y sintió la necesidad de reunirse con la motorista para escribir este libro que parece un cuento y va acompañado de las sugerentes y llenas de ambiente ilustraciones de Morstad. Biografía, mujeres e informativo: una mezcla que aquí acierta al salirse de lugares comunes y brindar un modelo fascinante.




Además de este libro cayó en nuestras manos Tú, humano, eres un simio de Aron Ra con ilustraciones de Elisa Ancori (trad. Alvar Zaid). El libro muestra la cercanía de los humanos, desde un punto de vista biológico, con los animales: eres metabólico, eucariota, animal, cordado, vertebrado… y así un etcétera hasta llegar a nuestras semejanzas con los simios. Sin embargo, hay algo en todo el texto que resulta raro y, a pesar del asesoramiento científico de Juan Ramón Alonso y la colaboradora SJ Beck -quien quiera que sea-, el libro en su conjunto parece para más pequeños pero resulta complejo en terminología. Va un ejemplo en la segunda página: “toda la vida orgánica se distingue por diferencias estructurales en el ámbito celular entre los diferentes grupos de procariotas (fundamentalmente bacterias) y los eucariotas (nosotros). Va otro: “tienes una dorsal, la notocorda, y cada detalle físico diferencia al que implica tal clasificación”. Ni yo misma me aclaro, y mira que lo he leído varias veces. Además, el autor parece hablarlos desde una posición “divina” pues él mismo no se incluye en el grupo, su discurso es siempre: eres, eres, eres, eres…Las ilustraciones de Ancori tampoco ayudan mucho: parece debatirse entre soltar el pincel hacia algo más artístico o quedarse en el mero dibujo científico. La mezcla, parece no funcionar. Luego he leído que Aron Ra es uno de los activistas ateos más destacados de Estados Unidos (donde, como sabemos, todavía rechazan en algunos estados las teorías de Darwin). Ra es un crítico del creacionismo y, viendo este libro en ese contexto, resulta coherente, pero está muy desajustada la estética general de álbum que parece destinado a primeros lectores. “También eres susceptible al sida y eres mortalmente alérgico a la toxina del macho de la araña de embudo australiana (que es mortal para todos los primates, por lo que es mejor que tengas cuidado con ella)”. No digo más.



 


La editorial Zahorí, especializada en informativos, ha publicado Bienvenido nuevo mundo de DAQ que es la pareja formada por Anna Miracle (textos) y David Acevedo (ils.). Un libro para el que los autores han investigado a fondo las nuevas tecnologías que ayudarán a mejorar el mundo: Contenedores marinos que atraen la basura, sensores para detectar árboles que caen en la selva, drones para vigilar los bosques, vacunas para las abejas, corales hechos en 3D o carnes vegetales hechas en bioimpresión. Todo el conjunto es muy impresionante, aunque no sé si asusta más el remedio que la enfermedad. Para quien le interese el tema es un libro único que se sale de caminos trillados en materia de medio ambiente y da numerosas pistas sobre lo que está pasando actualmente con las nuevas tecnologías para proteger la naturaleza y nuestra manera de relacionarnos con ella.




Mariona Tolosa Sisteré nos deleita con un nuevo libro La vida secreta de los pedos y los eructos, un divertido compendio ilustrado por ella (trad. Diana Novell) y escrito por Marta Lorés (cuya autoría solo aparece en los créditos). Me preguntaba cuántas páginas se pueden escribir sobre pedos y eructos: a mí se me ocurrían tres o cuatro, pero estas mujeres parecen inflar un chicle en un globo gigante que parece a punto de explotar en cada página. No solamente hay aspectos técnicos y biológicos, sino que después de pasar por cuestiones como por qué se originan, de qué están compuestos, tipos de pedos y eructos (vaginales, silenciosos, ruidosos, de bebés, de azufre, etc.), pasan a la fisiología animal, a la historia, y a la literatura, para finalizar con una divertida prueba, y a la onomatopeya en diferentes idiomas. La fábrica de gases de nuestro cuerpo aparece aquí con humor, como no podía ser de otra manera, con información, con muchas curiosidades, e invitando a conversar sobre eso que siempre tratamos de disimular.





Tenía pendiente de hablar de la colección Akiparla de la editorial Akiara Books, de la que ya hablé un poquito en esta entrada. Una preciosa y valiosa colección que recopila discursos que hicieron historia en ediciones bilingües. Cada librito es un regalo de lectura que debería estar en todas las estanterías de los jóvenes, en las escuelas y hasta en las bibliotecas públicas. Es una colección única, modesta en su presentación, como si las acertadas ilustraciones de cada volumen no quisieran restar protagonismo a los discursos, como si los comentarios que aparecen al final y contextualizan personaje y discurso no fueran necesarios. Y, sin embargo, en cada volumen tenemos que levantar la vista al finalizar su lectura. Nos deja pensando, nos invita a reflexionar, a PENSAR que el discurso de Frederick Douglas en 1852 contra la esclavitud tiene resonancias en la actualidad (“la distancia entre esta tarima y la plantación de esclavos de la que escapé, es considerable, y las dificultades a superar para pasar de una a la otra no son menores”); o el discurso del dirigente indio Si´Ahl ante los norteamericanos que compraban sus tierras (“si los hombres escupen al suelo, están escupiendo sobre sí mismos”). Otros personajes públicos más conocidos como Jane Goodall o Steve Jobs relacionan su vida con sus lazos familiares mientras hablan de la naturaleza humana y animal (Steve Jobs: “No podéis conectar los puntos mirando hacia el futuro; sólo podéis conectarlos mirando hacia el pasado”). La selección de estas conferencias dadas en lugares inesperados, buscando remover ideas y conciencias, como la de la niña canadiense Severn Cullis-Suzuki ante la cumbre de la tierra celebrada en Río en 1992 o el político José Múgica ante la ONU criticando la economía mundial, son muestras de que “la fuerza de la palabra”, como indica el subtítulo de esta colección, todavía sirve para mucho. Los 8 títulos de esta colección deberían venderse juntos, como si fueran una poderosa medicina que va a agitar nuestras neuronas.

 


Me resulta difícil no relacionar esta colección con el libro ¡Violencia, jamás!, publicado por la editorial Kókinos y que, justamente, recoge la conferencia de Astrid Lindgren al recibir el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes en 1978 (trad. Miguel Angel Mendo). Un discurso importante en contra de la violencia infantil que los organizadores del premio le pidieron suavizar y ella se negó. En Suecia todavía era habitual el castigo físico en las familias y su valiente reclamo sirvió para concienciar no solamente a los dirigentes de su país, sino de los de alrededor. En este discurso ella cuenta aquella famosa historia de una madre que quiere castigar a su hijo y le pide que vaya al bosque a buscar una vara. Cuando regresa le dice que no ha encontrado ninguna pero ha traído una piedra para que se la tire. La madre llora entonces y se abraza al pequeño.  Un discurso a favor del amor que muestra la coherencia con que Lindgren vivió y creó una obra donde los niños son los protagonistas absolutos. Este libro incluye unas cuantas fotos y un prólogo y epílogo de representantes de la ONU a favor de los derechos de los niños.

 


La editorial A Buen Paso ha publicado dos libros, cada cual más diferente en estilo y pretensiones, que me gustaría recomendar. El primero, Enciclopedia visual de los sonidos de Isidro Ferrer, es un proyecto del que ya hablé AQUÍ y que se ha convertido en un impecable libro. Como bien dice el título, Ferrer nos embarca en la contemplación del sonido y en el poder del silencio. Mientras leía este libro terminaba mi lectura de Desierto sonoro, de Valeria Luiselli, imposible no juntar ambos libros en esta nota. Ferrer propone el silencio para escuchar mejor  y nos invita a realizar un mapa de sonidos. Propone crear un libro propio sobre algunos sonidos de animales y otro de objetos, un abecedario de onomatopeyas que haremos con unos escasos materiales y algo de habilidad. En el fondo, se trata de un libro sobre la creatividad, los procesos que hay detrás de una idea, en cómo algo complejo se traduce de manera sencilla, en una invitación para inventarnos nuestros propios mundos. Es este un libro elegante, sorprendente, aparentemente sencillo. Queremos más.



 


El segundo libro es más clásico en todos los sentidos: tema, texto y diseño. El bosque es nuestra casa de Sonia Roig (textos) y Sara Fernández  ( texto e ils.) es un completo manual, casi enciclopédico, de todo lo que encierra un bosque. Ambas autoras son ingenieras de montes y en este libro hablan de muchas cosas que conocen de primera mano. Cada uno de los 19 bloques incluye un breve texto introductorio y una detallada doble página con mucha información. Unos dedicados a la historia de los bosques, otros a los tipos de bosques y la fauna que lo habita; la tierra que hay debajo, cómo mirarlos, cómo funciona el ecosistema, qué más hay en un bosque, cómo leer un árbol y una buena parte dedicada a alertar de su fragilidad y los peligros que lo acechan, así como aprender a cuidarlos. Supongo que es inevitable aprovechar para hacer un poco de educación ambiental, pero hay ciertas ocasiones en que el discurso hacia los lectores es un tanto paternalista. Expresiones del tipo “ya verás que es algo muy divertido” o “fíjate qué barbaridad” parecieran disminuir el mensaje que ya está en el texto y que no necesita estos refuerzos. Por lo demás, es un libro muy recomendable para los que busquen información detallada y fiable sobre el tema.



 


La editorial Takatuka ha publicado un informativo dedicado al tema de la muerte. Realmente hay muy poco (en informativos) sobre este asunto y los autores de ¡Yo sé de verdad cómo se hacen los bebés!, se animan a indagar en este libro eso de lo que nadie quiere o sabe hablar en el libro ¡Yo quiero saber de verdad qué es la muerte! . Monsieur Monch y Maria-Paz (trad. Gustau Raluy) han usado los mismos personajes que en el volumen anterior, Emma y Julio dejándoles conversar a su aire cuando un pájaro ha caído muerto a sus pies mientras juegan. Los dos niños van explorando por su cuenta cuestiones que tienen que ver con la muerte, los entierros, el sentido en diferentes culturas, lo que hay después, costumbres en otros países y una parte muy entrañable cuando hablan de cómo la memoria de los demás mantiene vivos a los que se han ido. El estilo de cómic, desenfadado, con toques de humor hacen de este libro un recurso valioso para -como dicen en la contracubierta- “aquellos padres y madres que ya no saben qué inventar para responderles”.


Otro libro de esta editorial, Likeo, luego existo llega como agua de mayo a las librerías. Con el subtítulo de Redes sociales, periodismo y un extraño virus llamado Fake News, Isabel Meira (texto) y Bernardo P. Carvalho (ils.) (trad. Teresa Matarranz) han hecho un libro para lectores de más de 12 años (hasta 99 diría yo) sobre ese submundo en el que estamos metidos desde por la mañana como es internet con todas las aplicaciones, plataformas y noticias, que nos moldean a su gusto mientras parecieran entretenernos. Cinco capítulos que se extienden a lo largo de más de 150 páginas de apretada letra y un discurso que apela a los lectores con preguntas de todo tipo, datos de lo más variados y verdades como puños. Lo bueno y lo interesante, lo que nos gusta y lo que nos manipula, los dueños de todo ESO, los que ganan y los que pierden, y de dónde viene lo que vemos en la pantalla, la importancia del auténtico periodismo. Los jóvenes que lean este libro habrán nacido conectados a internet y enchufados a muchas aplicaciones que están modulando su personalidad. Una de las preguntas que plantea Meira en este completo y necesario libro es: ¿en qué mundo quieres vivir? Un libro para leer de a poco, para conversar, para invitar a una reflexión profunda sobre los tiempos modernos. Hace mucha falta que los jóvenes (y los adultos) lean libros como este.



 


Y acompañando este libro, ediciones Iamiqué publicó Pubertad en marcha, de Gloria A. Calvo, Camila y Agostina Mileo. Un interesante recorrido por la biología sexual, por la identidad y las cuestiones culturales. No ha debido ser fácil hacer este libro en pleno siglo XXI, con todas las cuestiones relativas a personas binarias, elección de sexo, identidad de género, etc. Pero ya las primeras páginas dejan claro que este es un libro moderno que se dirige a los lectores sin tapujos. El libro enfoca muchas cuestiones: hormonales, olfativas, la menstruación, la masturbación, el orgasmo, la eyaculación, y asuntos que tienen que ver con la propia imagen, la belleza, gustar o no, y el mundo de relaciones sociales y amorosas que se inicia en esta etapa. En el libro se desmontan algunos mitos, se dan ideas para la auto-reflexión, se cuentan curiosidades y se ofrecen consejos prácticos. Un libro para dejar en la mesilla de noche, para que pueda ser leído en la intimidad, pero también para leer en grupo para conversar desde lo individual.


Esto de las listas, no ha hecho más que empezar, dentro de nada va una con libros para mediadores...

¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario