No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

¡No te pierdas ninguna entrada!

¿Cómo seleccionar libros para niños?

El título de este libro es una de las viejas preguntas que nos rondan permanentemente a los que trabajamos con libros para niños. Es una pregunta que también está en cada congreso, en cada revista, en cada selección. Afecta a maestros, bibliotecarios, editores, padres, estudiantes, libreros, coordinadores de planes de lectura e incluso a autores. Por eso hay que celebrar la publicación de este libro y sus valiosos contenidos que están expuestos de forma práctica y listos para ser usados. Gemma Lluch relata cómo nació la idea a partir de una observación en las bibliotecas de la ciudad de Bogotá y de la calidad de los libros que los niños tenían a su disposición. Eso la llevó a conocer los comités de lectura de Fundalectura y a analizar en profundidad su modo de funcionar y sus criterios.

 Como indica Carmen Barvo (directora de Fundalectura) en el prólogo "los buenos lectores se forman con buenos libros" y según este principio los comités trabajan seleccionando con cuidado y atención. La primera parte explica cómo organizar  un comité de lectura al estilo Fundalectura, es decir, invitando a participar a estudiantes, padres, etc. La segunda parte da muchas pistas para analizar los libros: desde la temática hasta elementos como el estilo, la estructura, el narrador, los personajes, el tiempo y el espacio. ¡Por fín informaciones prácticas y concretas! Por si esto fuera poco, el análisis se amplía por categorías (teatro, poesía, imágenes, libro informativo y libros para bebés). Las informaciones de esta parte se completan con fichas detalladas por categorías en el apéndice. Por último la tercera parte explica la trayectoria de esta institución, Fundalectura, que lleva desde 1990 trabajando en favor de la lectura de calidad. Porque a los mediadores no les basta con leer sino que es necesario ser conscientes de la tarea de seleccionar y valorar aspectos que van desde lo literario hasta lo ideológico. El trabajo continuado de comités como éste garantizan no solo una buena selección sino que su influencia repercutirá incluso en el trabajo de los editores que orientarán su producción editorial a libros de más calidad. Ojalá que el ejemplo de este colectivo sea contagioso.

Gemma Lluch y Fundalectura Colombia
Gijón: Ediciones Trea, 2010 217 p.

1 comentario:

  1. Hola Ana, creo que no se ha´bía escrito nada sobre selección de de libros para bibliotecas. En México como sabes se hizo una trabajo muy importante en este sentido. Pero, hasta el momento no se ha hecho, al mneos, un registro de la experiencia. Esperemos que pronto se escriba algo al respecto. Un abrazo, Juan Joaquín

    ResponderEliminar

Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...