Recomendamos el rescate de Cuentos como pulgas, de Beatriz Osés e ilustraciones de Miguel Ángel Diez (Kalandraka editorial)

¡Bravo por los rescates! La editorial Kalandraka ha publicado este libro de Beatriz Osés que recibió en el año 2006 el Premio Lazarillo de Creación Literaria, y que pasó desapercibido en parte por la desafortunada edición que lo acogió.
Como sabrán nuestros lectores, el Premio Lazarillo se otorga a una obra inédita pero no implica su publicación, siendo el autor quien elige editorial (o al revés). Sea como sea, la autora ha ampliado y re-colocado esta selección, ha elegido un nuevo ilustrador, Miguel Ángel Díez, y la editorial ha hecho una cuidada edición.
Así da gusto.

Lo que ha quedado son 32 cuentos breves, ahora se llaman micro-relatos, pero los que leemos literatura para niños sabemos que este género es muy popular y muy querido. ¿Recuerdan los cuentos por Teléfono de Gianni Rodari? ¿O las historias para tomar la sopa de Ursula Wölfel?
En esta nueva edición la autora ha ordenado los cuentos según los elementos: agua, tierra, cielo y noche. Es una manera de colocarlos porque la fantasía que encierran cada uno de ellos permitiría moverlo de sección sin mucho problema. Es un conjunto de historias sorprendentes que parecen salidas de aquel binomio fantástico (otra vez, Rodari). Lagartijas que hacen un curso de papiroflexia para construir un avión con el que llegar al sol, un pájaro de un reloj de cuco que quiere volar cada vez que sale, ovejas que tropiezan porque el niño que las cuenta mientras sueña se equivoca, hipopótamos que saltan de un trampolín, cantantes de ópera que tienen que escurrir pentagramas mojados, un león calvo, ovejas que adoran a un lobo que bala en lugar de aullar, cigüeñas que reciben la visita de un señor de París con algo en los brazos.

Juegos inesperados entre palabras, metáforas, situaciones imprevistas... todas estas historias se sujetan con una cuerda invisible que tensa las relaciones entre fantasía y realidad y lleva la exploración del absurdo hasta sus límites.

Hay algo, en este conjunto de historias que, a diferencia de la fantasía loca que se les da a los niños, tienen un toque un poco melancólico. Tal vez es porque no siempre termina todo bien, las lagartijas chocan, las ovejas tropiezan, el pájaro del cuco nunca vuela... Es como si la autora les diera a los niños historias por acabar, relatos con un fuerte componente emocional. La experiencia que deja la lectura de estos cuentos es, digamos, de curiosidad hacia tantos personajes y situaciones inventadas que se quedan como en el aire, esperando que otros las terminen. Ese es el encanto de este libro.

Las nuevas ilustraciones de Miguel Ángel Díez marcan una gran diferencia respecto a las anteriores. Hay mucho respeto en este humor callado, en esta fantasía contenida, en lo poético que él trata de no desbordar, y en un suave acompañamiento.

Sin duda un gran rescate.

Cuentos como pulgas
Beatriz Osés (texto)
Miguel Ángel Díez (ils.)
Sevilla: Kalandraka, 2013
13 EUR



2 comentarios:

  1. No quiero parecer demasiado condescendiente pero me ha encantado el blog. Enhorabuena.

    ResponderEliminar

Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...