viernes, 11 de octubre de 2013

Recomendamos: Los peores inventos del mundo: los artilugios más absurdos jamás imaginados, de Jack Watkins (Océano Travesía)

Si hay algo conmovedor en la historia de la humanidad es su empeño en inventar cosas. Muchos inventos, lo sabemos, han sido grandes logros para el bienestar y la felicidad del planeta, aunque otros hayan causado no pocas miserias. Para llegar a esos inventos "buenos" los creadores han realizado muchas pruebas fallidas. Y es excelente que los niños conozcan estos procesos. Por eso el libro que recomendamos hoy, Los peores inventos del mundo "celebra los inventos poco reconocidos que son especiales por su espectacular inutilidad: artefactos, máquinas o vehículos diseñados con fallos básicos que los dejan inútiles para su propósito, u objetos creados para resolver problemas inexistentes" nos dice el autor, Jack Watkins, en la introducción. Me sorprende que este libro no tenga numerosas reseñas en la red. Es un libro divertidísimo que muestra hasta dónde puede llegar la locura creativa.

Yo me lo he pasado de lo más bien con este libro, y todos los niños que lo tienen delante lo agarran para leerlo y, la verdad, hay que arrancárselo de las manos para que lo dejen. No me extraña. El mundo que presenta con fotos de verdad es increíble y el autor ha tenido el buen detalle de ordenarlo por bloques temáticos: Prendas de locura y accesorios exteriores; Creaciones para la cocina; La salud y la seguridad enloquecidas; Innovaciones en el transporte, son algunas de las secciones que tan divertidas resultan. Como la sombrilla ajustable al cuerpo, una carpa para cambiarse de ropa, el cortauñas extensible o el paraguas con grifo que permite llenar una botella de agua mientras caminas bajo la lluvia. Algunos son inventos "viejos" sacados de revistas de épocas pasadas, y nos divierte ver un flotador-vestido para los primeros que se animaban a viajar en crucero.

Aunque la letra es pequeña, resulta inevitable leer todo el texto cuando se miran las fotos. Por ejemplo, el invento llamado "zapato de dos direcciones" donde se ve una foto de dos zapatos unidos por el talón. Nos descubre un movimiento japonés llamado chindogu que significa arte de los inventos inútiles. Y nace, justamente, como protesta sutil contra el consumismo occidental. Si uno escribe en ese maravilloso invento que es google la palabra japonesa, se muere de la risa un buen rato. (Me encantó el bebé que lleva una especie de mopa para limpiar el suelo mientras se arrastra).  El inventor de este singular zapato para quienes no saben a ciencia cierta si van o vienen es también el inventor de un dispensador de papel en la cabeza para resfriados.

La foto lo dice todo. Pero el libro no se queda solamente con la parte humorística. Muestra también las incongruencias de una civilización en busca de cosas que produzcan dinero, como la bolsita de té triangular que lo único que genera es que el consumidor pague más por algo que contiene lo mismo que la tradicional bolsita. 

Algunos de los inventos todavía se ven hoy, como el autobús articulado, que mereció el premio al Peor Diseño Jamás Visto. Y es que los inventos automotrices son quizás, los más singulares. Como el medio coche tirado por caballos o la bicicleta para conversar donde nadie puede dar una pedalada pero cuatro bicicletas ponen a sus ciclistas cara a cara, justo para iniciar la conversación. 

Uno de los que más me ha divertido ha sido el rosario digital, que es un rosario que reza automáticamente para los creyentes.

En fin, hay mucho contenido en este libro. Si lo elegimos a la hora del cuento y leemos dos o tres páginas, garantizamos éxito absoluto y total. El libro estará en las listas de los más leídos durante meses. ¿No es eso, acaso, lo que queremos que hagan los niños?

Agradecemos de verdad al autor esta fina recopilación, con fotos, recortes de época y mucha imaginación. Lo que no hemos encontrado es una foto de él, tal vez prefirió permanecer en un modesto anonimato ante creadores tan singulares.


Jack Watkins
Los peores inventos del mundo. Los artilugios más absurdos jamás imaginados
Océano Travesía, 2011
12€
Puedes comprar este increíble libro aquí

1 comentario:

  1. Nada como abrir nuevos caminos a la creatividad para despertar nuestra imaginación...de poetas y de locos todos tenemos un poco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...