lunes, 21 de enero de 2013

¿Qué leen los que recomiendan libros para niños? Sobre la responsabilidad del mediador

Terminó el año 2012 y, de forma inevitable, aparecieron unas cuantas listas con los "mejores" libros para niños del año. Nada nuevo, por otro lado, si no fuera porque durante el año no se ha hablado tanto de libros para niños justamente en estos sitios donde se proponen listas. Una muy popular vino de un blog de El País, lista que no apareció en la edición impresa ni mucho menos en el suplemento de libros que publica este periódico y que se ha caracterizado por ignorar sistemáticamente la amplia producción de libros para niños del año. Lo que me interesa reflexionar, mirando atentamente estas listas que se elaboran a veces con excesiva rapidez, es lo que han leído quienes recomiendan los libros. Sobre el oficio del mediador o, más bien, sobre su responsabilidad.
Il. de Edward Coley Burne-Jones
Para la lista publicada en ese blog se solicitó ayuda a treinta "especialistas" (incluían a la Red Internacional de Cuentacuentos -sic-), a los que se les pidió su lista respectiva para consensuar un total común. Nada que objetar a este procedimiento. La lista puede verse aquí. Es muy difícil discutir los criterios de una lista y, salvo dos o tres de los especialistas que me consta leen muchos libros, ¿en qué lecturas se basan los otros para hacer una lista? ¿En los libros que han comprado? ¿Los que han recibido de alguna editorial? (se observa, por cierto, que las grandes editoriales con su potente sistema de promoción están muy presentes). ¿O han procurado leer de verdad mucho y variado?

Hace años en las redacciones de las revistas se recibía casi todo y, si algo no llegaba, se pedía para reseñar. Ahora, con la profusión de blogs, la desaparición de revistas (Educación y Biblioteca), el adelgazamiento de otras (CLIJ) y la intermitente ausencia de reseñas en prensa general ¿qué hacen los editores? Me temo que ni siquiera mandan la información de lo que se publica a los cuatrocientos blogs por miedo a que cada uno pida un ejemplar. A pesar de tantos blogs y de tanta información en la red, estamos en tiempos de grandes dificultades para saber las novedades de nuestro campo. Después de años dedicándome a hablar y compartir libros tengo que confesar que apenas una o dos editoriales me mandan regularmente sus boletines de novedades. Y, francamente, casi ninguna página web de las editoriales infantiles ofrecen la posibilidad de suscribirse a las actualizaciones. Me parece que los editores confían demasiado en sus distribuidores y están ignorando al gran grupo de mediadores e intermediarios que difunden, compran, leen, discuten y recomiendan los libros.


Para volver a la pregunta planteada al principio:¿qué leen los que recomiendan libros para niños? ¿Son conscientes de la importancia de sus recomendaciones? A través de sus listados vemos su criterio personal, pero también su exigencia o no para ir más allá de sus propios gustos. Por citar otras listas de "los mejores", aquí y aquí se pueden ver las de Luis Daniel González en bienvenidosalafiesta.com ; aquí la lista elaborada por Libroyliteratura.es; y aquí la generosa selección de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez titulada Lo + 2012. Excepto esta última selección, básicamente, los mediadores solo leen literatura: nada de poesía, teatro, nada de libro informativo, ni una sola biografía, nada de ebooks. Me sorprende que un encantador y divertidisimo libro como La vocecita no se haya alzado como favorito, con lo difícil que es encontrar humor de calidad para los niños. Claro que, como aparece "eso de la caca" y no suele gustar a los mediadores, aunque el tema sea filosofía pura, pues nada...
Pero también me llena de sorpresa (y cierta tristeza) que un hermoso e impactante libro como Migrar, merecedor del Premio New Horizons en Bolonia, que conecta la tradición histórica mexicana con la modernidad y que habla de una realidad impresionante con un discurso sencillo, haya pasado desapercibido, o no se ajuste a la sensibilidad de los que recomiendan.
En mis tiempos, tanto yo como otros colegas tratábamos de favorecer, sí, de favorecer, determinadas editoriales independientes y libros "raros", sabiendo que las grandes editoriales encontraban su camino hacia el lector mucho más fácilmente. Nos esforzábamos en tratar de entender libros complejos pensando que un autor lo había creado, que un editor había apostado por él y que algunos lectores iban a encontrar un placer inesperado en su lectura. Recuerdo todavía las largas y apasionantes discusiones que un libro como Blanco y Negro de David Macaulay suscitaban en nuestros grupos de trabajo: todos luchábamos por entender su sentido y por admirar una obra maestra que, a primera vista, nadie entendía pero que estaba llena de inteligencia y creatividad.
Ahora que va todo más rápido, parece que lo que no se entiende a la primera, pasa rápido al olvido. Así, un clásico delicioso como Nublado con probabilidades de albóndigas apenas tiene un par de reseñas en blogs modestos pero, como se ve aquí, llenos de sensibilidad. O el extravagante Frankenstein se lleva el pastel, que no se sabe muy bien de qué va o, quien sabe si, simplemente, no ha llegado a la puerta de los que recomiendan libros.

18 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo con lo que leo aquí; los mediadores nos las vemos y nos las deseamos, pero algunos seguimos buscando calidad y variedad para ofrecer a nuestros usuarios la posibilidad de escoger buena literatura infantil y juvenil y libros informativos en todos los soportes.
    Gracias, Ana

    ResponderEliminar
  2. Concuerdo casi totalmente contigo, admirada Ana, solamente me gustaría saber por qué utilizaste "literatura" para referirte a narrativa y separarla de la poesía y el teatro. Por lo demás, alguien tenía que decirlo, si todas las listas son tan iguales, no sirven de mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Me quedo pensando, como siempre me pasa con tus artículos (y qué necesario). Yo fui una de las "especialistas" consultadas para la lista de El País. Hicimos nuestra lista entre nuestros favoritos del año, los que más han gustado a los niños y familias con los que compartimos y comentamos lecturas. La mayoría de los títulos que seleccionamos no aparecen en el listado final. Supongo que es lo que tiene el consenso. Pero da qué pensar.
    Cierto lo que dices de la poesía y el teatro. Cómo cuesta. Cuánto hemos avanzado (y todavía poco) en reivindicar el álbum ilustrado, y qué difícil es que los adultos compren poesía para niños. Ya no digo teatro, que queda relegado a una expresión mínima en la escuela. Y qué poco se publica de ambos géneros.
    Contestando a tu pregunta, puedo decirte cómo lo hacemos nosotras en nuestro trabajo de mediación, en la librería, en la escuela, con las familias: seleccionamos de las novedades que van saliendo y llegando a la librería -reconocemos abiertamente que estamos mucho más informadas de las novedades de las pequeñas editoriales-. Nos leemos todo lo que podemos, y lo que recomendamos que no nos hemos leído - que hemos escogido casi siempre a través de una reseña de algún mediador en cuyo criterio confiamos- intentamos contrastarlo con el lector cuando regresa a la librería. Aun así es un trabajo ingente al que sentimos que nunca llegamos. El reloj corre más que nosotras. Y el calendario ni te cuento.
    Un abrazo, Ana.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana:
    Estoy de acuerdo en la mayor parte de lo que dices. El cotarro editorial, el amiguismo, los "enteraos", la desaparición de buenas publicaciones... Pero he de añadir algo: los intereses creados y sus consecuencias. Si algo caracteriza a la mayor parte de los mediadores es que, en primer lugar, son adultos, y en segundo lugar, debido a esta condición, tienen en mayor o menor medida intereses creados, bien por ego, bien monetarios o bien curriculares... Muy pocos mediadores hacen esta labor de manera altruista (los puedo contar con los 20 dedos de mis extremidades), lo que conlleva que no exista objetividad a la hora de seleccionar... Es una pena, pero es la cruda realidad de un mundo adulto que se inmiscuye -una vez más- en el mundo de los niños...
    Instándote a que hagas tu propia lista del 2012 (¡a todos nos gusta enriquecernos de los demás!), me despido con un saludo y esperando que continúes con la dura tarea que conlleva actualizar un blog tan bueno como este (y que todavía tengo pendiente incluir entre mis enlaces... soy un verdadero desastre... ea).
    Román

    ResponderEliminar
  6. Oi, Ana, acompanho seu blog do Brasil e gosto muito de suas postagens. Mantenho um blog sobre livros para crianças na rede, desde 2009, e observo aqui o mesmo problema que você denuncia. Vários meios de comunicação fazem suas listas de fim de ano com as indicações dos melhores livros para crianças, e a seleção é muito parecida com o que encontramos nas vitrines das grandes livrarias, deixando de fora livros mais difíceis ou desafiadores. O critério parece ser o livro ilustrado, bem editado, bem ilustrado e com tema e texto agradáveis.
    Aproveito para te convidar a visitar o Gato de Sofá.
    Continuarei te seguindo.
    abs
    Luciana Conti
    Rio de Janeiro - Brasil
    http://gatodesofa.blogspot.com.br/

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante(como siempre)esta entrada, y no menos interesantes los comentarios recibidos. Gracias a todos por compartir opiniones.
    No soy profesional en este campo y apenas puedo hablar de lo poco que se, pero desde mi experiencia como lectora(adulta)de LIJ si que he caido en la cuenta en las pocas, por no decir ninguna, reseña de libros, por ejemplo, en Babelia, y sin embargo si se le dedicó un especial estas navidades... ¿de cara a regalar libros? ¿con el fin de hacer balance? ¿el motivo de hacer listados de los más leidos, se hacen con fines informativos o tan solo de cara a mostrar las ventas?. Supongo, como dice otro comentario, existen intereses creados(como no!)de un mundo adulto que se entromete en el mundo infantil.
    Yo desde mi blog reseño libros con los que topo en la biblioteca, me dejo llevar, leo mucho,muchísimo, pero...tan pronto son libros editados hace veinte años como hace unos meses, a veces me topo con verdaderas joyas de las que nunca he oido hablar, historias que merecerían tener un hueco en la LIJ, que los niños deberían leer, aunque...sigue siendo mi humilde opinión y claro está no deja de ser la opinión de un adulto en un mundo de niños, y... aunque todos llevemos uno dentro, va a ser que no es lo mismo ¿verdad?. Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Gracias Ana por tus interesantes reflexiones que suelen poner el dedo en la llaga. El mundo de la LIJ no funciona de forma diferente a otros campos; los intereses mandan, ésto no deja de ser un negocio, además todavía imperan ciertos tópicos y tabúes. Aunque la producción de títulos en ingente,y parece que se puede hablar de "casi todo" a veces elegir no es fácil. Yo no soy experta en este tema, pero si lectora voraz en compañía de mi hijo, juntos decidimos que títulos merecen una reseña en nuestro blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Una entrada muy interesante al igual que los comentarios que han hecho. ¡¡Muchas gracias!! :)

    ResponderEliminar
  10. Hola Ana, me encantó tu blog, muy interesante, variado y completo. Y todas tus notas están muy bien argumentadas. Realmente un placer encontrarte...

    Mi nombre es Gabriel Aznarez, soy escritor uruguayo de literatura infantil y juvenil y estoy en mis primeros pasos para hacer conocer mis obras en otros países.
    Así di con tu blog!!!

    Soy autor de la primer saga de la literatura uruguaya (premiada en el 2010 con el Premio Bartolomé Hidalgo) con 5 libros ya publicados y convertidos en Best Sellers.
    Me encantaría que le pegues una mirada y me des tu opinión al respecto.
    Mi pag Web es: http://andaluins.wix.com/saga
    Y mi blog: http://losandaluins.blogspot.com
    Aquí podrás conocer más sobre la historio general de la saga y de cada libro en particular.
    Ojalá que te interese y escuche de ti pronto.
    Saludos, Gabriel

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante tu blog y este post en este caso, como amante de los libros para niños, de ahi que cree mi blog hace 4 años "mi libroteka" a modo de documentarme en este tema que me apaciona, el tema de las listas de libros es un tema dificil porque hay que ver que criterio se sigue soy estudiante de bibliotecología y como futura bibliotecaria me veo en la diyuntiva cuan objetiva han sido creadas estas listas y a que personas se las han encargado, Me encanto este post. Un beso desde Bs.As.

    ResponderEliminar
  12. Its very difficult to chose that which types of recommended books for our child. Your blog is awesome. I really like your post.

    ResponderEliminar
  13. I really like your story. I really very enjoyed your post during reading. Great job done by blog owner.

    ResponderEliminar
  14. Rubi Rodriguez Bolaños19/4/2013 22:01:00

    Felicidades a la creadora de este Blog. Es una maravillosa labor la que hace de promover y alentar la literatura en los niños.

    Voy a visitar constantemente este sitio.

    Gracias!

    ResponderEliminar
  15. Me ha gustado mucho esta entrada, estoy de acuerdo en lo que dices. Leemos poco y hay libros bellísimos de los que apenas se hacen reseñas...Por cierto, también estoy muy de acuerdo sobre tus opiniones en cuanto a la importancia de los libros informativos y me alegro de que hayas escrito uno. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias, Miss Lij, espero que el blog siga animándote en tus lecturas! Un saludo, Ana

    ResponderEliminar
  17. Muy buena la entrada, coincido 100%, trabajé en una librería en el sector infantil durante 3 años, ahora estoy terminando la carrera de edición. Sé de esas cosas, no hay que olvidarse de los libreros que también son mediadores y las editoriales x acá (Argentina) los tienen descuidados. Solo se promocionan los libros en las escuelas, a las maestras las llenan de libros, muestras, invitaciones a ferias, etc. pensando que solo ellas están encargadas de formar lectores. Eso siempre me pareció injusto porque en la librería todo el día la gente pide asesoramiento, que se la aconseje qué puede regalar o qué no, qué le puede llevar a su hijo, nieto, sobrino, etc.
    Y de ningún lado se recibe fomación, capacitación o cierto marco teórico para que se pueda satisfacer las constantes demandas que tienen los clientes/lectores, teniendo en cuenta el trabajo cada vez más complejo que tienen los libreros con tantas novedades, devoluciones, etc., ni de las empresas ni de las editoriales que dejan sus libros tirados a la buena suerte del mercado o al encuentro de una persona que se interese por la LIJ.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  18. Hola! Gracias por el comentario, en efecto, los libreros son los grandes desinformados del gremio pues ellos reciben información comercial, muchos cajas con libros de los que no saben nada, o vendedores que llevan fotocopias de hojas de novedades (soy librera también). Pero me parece que, cuando los libreros recomiendan libros, lo hacen con todo su corazón, porque su lectura les ha tocado algo especial, y son los que más pelean para recomendar esos libros frente a los más comerciales. Un saludo, Ana

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...